Primera jornada de liga y como plato fuerte, un Real Madrid-Unicaja (La 1, a las 19.00 horas). Un partido entre dos de los equipos llamados a estar en los puestos altos de la clasificación por historia y por plantilla.

Los blancos, actuales campeones de la Supercopa Endesa, han mantenido la base de la temporada pasada, reforzándose con jugadores que se adaptan al estilo de juego de Pablo Laso, como Draper, Rudy Fernández y Slaughter. Por su parte, los malagueños han hecho una revolución en su plantilla, empezando por el entrenador, Jasmin Repesa, que ha confeccionado una plantilla prácticamente nueva con jugadores de la talla de Gist, Calloway, Dragic, Perovic, Urtasun, Vidal y Williams.

El encuentro estará lleno de alicientes. El actual entrenador del Unicaja a punto estuvo de fichar el verano pasado por el conjunto madridista, pero su alto caché impidió al final la contratación, lo que permitió a Laso ocupar el banquillo del Real Madrid. Además, a Repesa siempre se le ha dado bien el conjunto blanco, ya que ha vencido en tres de los cuatro enfrentamientos previos, dirigiendo al Climamio Bolonia.

Rudy Fernández, Slaughter, James Gist y Fran Vázquez serán los encargados de levantar al público con sus acciones espectaculares. No hay que olvidar que el ala-pivot de Unicaja se proclamó esta semana campeón del concurso de mates y quiere demostrar el por qué a su afición. Por otro lado, el pívot gallego comienza su tercera etapa en el equipo malagueño y vuelve tras un brillante paso por el Barcelona y después de descartar la posibilidad de jugar en la .

Pero Vázquez no es el único que vuelve a su antiguo equipo. Carlos Jiménez, que había decidido colgar las botas al final de la pasada campaña, ha aceptado la oferta del Unicaja para suplir la baja de Sergi Vidal durante los próximos meses. Un lujo volver a ver en las pistas a uno de los mejores jugadores de la historia de la ACB. Y del pasado al presente. Si Jiménez fue un referente en la selección española, uno que aspira a serlo en breve es Nikola Mirotic que, tras la frustración de no asistir a los Juegos Olímpicos, se ha puesto el mono de trabajo durante el verano y su evolución ha sido más que notable, aspirando a consolidarse como uno de los mejores jugadores de la Liga Endesa y con la intención de disputar el próximo Europeo. Eso sí, no se sabe si vistiendo la camiseta de España o la de Montenegro.

Todo esto y mucho más sólo en el primer partido de una temporada que promete ser apasionante y espectacular y en la que tanto el Real Madrid como el Unicaja darán mucho de que hablar.

 

Por Víctor Escandón Prada
Analista Liga Endesa para JGBbasket