Como suele pasar en estos casos, la expectación generada por el combate entre Mayweather y Pacquiao no fue correspondida con el espectáculo que se pudo ver y decepcionó a millones de espectadores. Cuando se espera tanto de algo o de alguien, es cierto que el desencanto es mayor. Eso es lo que está pasando esta temporada con el Barça. Viendo la plantilla (, Pleiss, Navarro, Abrines, Doellman, Huertas, Oleson…) pocos podrían pensar que, a estas alturas del año, sólo puedan pelear por ser segundos en la ACB. La renovación para el curso que viene parece un hecho, pero será compleja al tener que encajar muchas piezas en el proceso de reconstrucción.

Lo que sí parece claro es que el Madrid acabará como líder de la regular. El ha entrado en crisis en el peor momento y, con tres derrotas consecutivas, le ha servido el primer puesto en bandeja. Y más tras la victoria de los de Laso en el duelo directo del jueves, que permite a los blancos, además de superar el average, poder centrarse en la Final Four de la Euroliga para buscar recuperar el cetro continental.

La pelea por el playoff cada día está más cara. La derrota del Laboral Kutxa en casa ante UCAM, le complica su situación y mete a los murcianos de lleno en el lío. Los jugadores del Herbalife, olvidada ya la derrota en la final de la Eurocup, sólo piensan en clasificarse entre los ocho primeros y para ello, se han reforzado con el pívot australiano Aleks Maric. Una victoria en el choque aplazado ante el Tenerife les puede dejar encarrilada la clasificación. De cerca seguirán ese duelo en Zaragoza y Murcia porque de él dependerán sus posibilidades de playoff.

En el duelo de colistas, Manresa se impuso a y deja a los de Jesús Sala en una situación crítica. De poco ha servido a los fuenlabreños que Andy Panko haya sido MVP del mes de abril. La salvación para ellos pasa por ganar los tres partidos que quedan y esperar, ya que la victoria in extremis de Gipuzkoa en la prórroga les deja a dos triunfos. Por su parte, los de Pedro Martínez han cogido algo de aire, pero siguen en y tendrán que seguir apurando sus opciones.

Se acabó el mes de abril y con él, el plazo fijado José Luis Sáez para dar el nombre del nuevo seleccionador nacional. Los interesados ya han filtrado que el elegido puede volver a ser Scariolo, que se dedica a viajar y ver después de su paso por Vitoria. Al parecer los otros candidatos (Plaza, , Laso o ) tienen un perfil bajo y poco atractivo para los jugadores. Si finalmente vuelve el técnico italiano está claro que se han tirado dos años, incluido un Mundial en , para no se sabe muy bien qué.

 

Por Víctor Escandón Prada
Periodista deportivo y entrenador superior de baloncesto
Analista Liga Endesa para

Foto: ACB Photo / J. Alberch