Cuando queremos que nuestros jugadores empiecen a realizar los conceptos ofensivos tácticos más básicos, muchas veces nos centramos sólo en ese concepto y obviamos otros aspectos igual de importantes. En este artículo, vamos a ver como a través de varios ejercicios, podemos conseguir que nuestros jugadores vayan adquiriendo unos hábitos ofensivos correctos.

Está claro que cada uno tiene su forma de entrenar, pero a mí me gusta que los jugadores estén lo más activos y concentrados posible. Por eso, aunque vayamos a trabajar pasar, cortar y reemplazar, lo vamos a hacer en movimiento, saliendo desde línea de fondo contraria en una situación de 3c0. Colocaremos tres filas, una central y otras dos en los laterales, ambas con balón. Haremos que los jugadores avancen pasando el balón al compañero del centro y éste devolviéndoselo. Es importante que el jugador avance sin cometer pasos ni campo atrás, por lo tanto, no pasa nada si el pasador tiene que echar el balón al suelo, aunque lo aconsejable es que lo intenten evitar.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Una vez lleguen a la altura del triple del lado contrario, es básico que los jugadores laterales tengan el balón fuera del triple y en la prolongación del tiro libre para tener mucho más espacio a la hora de dar el pase y, a ser posible, que no hayan botado, porque tendrán más opciones si tienen que buscar mejorar la línea de pase o atacar, ya que si nada más recibir botan, cuando tengan defensor y este les presione, agarrarán el balón y perderán muchísimas opciones. Con el balón en los dos aleros, el jugador central, después de dar el último pase a un lateral, finta hacia ese lado y corta para recibir el pase del alero del lado contrario, finalizando con entrada a canasta. El pasador, una vez que suelta el balón, trabaja en V para recibir frontal el pase del otro alero. Una vez que recibe, ataca por el lado contrario de donde le viene el balón. Por último, el último pasador trabaja también en V, pero esta vez para recibir paralelo a línea de fondo y tirar, recibiendo el pase del jugador que entró en primer lugar a canasta.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Hay que recalcarles en todo momento, que es esencial, aunque ahora no tengan defensores, trabajar para recibir, ya que si reemplazan directamente en línea recta, además de facilitar la defensa es muy probable que les roben esa línea de pase, consiguiendo una clara opción de contraataque. También hay que insistir en el timing a la hora de reemplazar, ya que el jugador con balón no debería estar mucho tiempo con el balón en las manos. Una vez que los tres jugadores hayan lanzado a canasta, podemos acabar aquí el ejercicio y que se coloquen a esperar en esa línea de fondo o jugar un 1c1 a la vuelta, siendo el defensor, el último que realizó el tiro, capturando el rebote su pasador, mientras que el atacante será el que finalizó en segundo lugar.

Partiendo de esta situación inicial, podemos ir introduciendo conceptos tácticos nuevos. Podemos dar el balón a un alero y que ese finalice, mientras que el jugador central va al lado contrario a poner un bloqueo directo. También podemos jugar el mismo corte inicial del jugador central que en el primer ejercicio, para continuarlo con un corte al poste contrario del jugador que ha dado el pase. Una gran variedad de opciones que harán que nuestros jugadores vayan adquiriendo una base ofensiva.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

 

Por
Periodista deportivo y entrenador superior de baloncesto
Gabinete comunicación JGBasket