VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)

Las presiones son un buen recurso para utilizar en momentos concretos, teniendo como finalidad cambiar el ritmo de partido, tratar de recuperar algún balón, retrasar el ataque rival o sorprender al contrario, provocándole pérdidas.

Para realizar cualquier tipo de , los jugadores tienen que estar muy concentrados y saber dónde tienen que ir, ya que muchas veces se realiza tras una situación concreta y no enterarse puede suponer un gran desequilibrio para la defensa. Por eso, la comunicación permanente entre todos los jugadores es clave para el éxito y minimizar situaciones de desajuste.

No hay que olvidar incidir en que nunca puede haber un defensor por detrás del balón, en cuanto es superado tiene que recuperar rápidamente y situarse, como mínimo, a su altura. Otro de los principios fundamentales que tiene que tener nuestra defensa es evitar que el balón llegue al centro de la pista, orientando a los atacantes a la banda para poder realizar el 2c1.

En esta ocasión, vamos a hablar de la press 1-2-1-1. Lo primero que tenemos que hacer es ubicar a nuestros jugadores en la pista en función de sus características. Esto es muy importante porque tenemos que conocer nuestros puntos fuertes para tratar de dirigir al rival hacia ellos. Lo habitual es colocar en punta a nuestro jugador más rápido, aunque en situaciones concretas, por ejemplo después de libre, hay que optan por poner en esa posición al 4 para evitar un pase largo de inicio de jugada o dar más altura al primer trap.

Suponiendo que colocamos en cabeza a nuestro jugador más rápido, tenemos que decidir ahora cómo repartir las funciones en la segunda línea. Nos encontramos con dos opciones, o bien ubicar a nuestro más bajo y, supuestamente, más rápido en el lado izquierdo de la pista, ya que la mayoría de los bases rivales botan hacia la derecha, o bien colocar en ese puesto al alto para dotar de más altura el posible 2c1. A mí, me gusta más la segunda opción, debido a que además de dificultar la salida del balón en el primer trap, nuestro jugador más rápido se encuentra preparado para poder robar las posibles líneas de pase. En tercera línea colocaremos al 4, un paso por delante del centro del campo, para que el pívot grande e intimidador sea el encargado de cerrar la defensa. No debe salir de su zona a menos que esté convencido de que va a recuperar el balón.

Una vez que el balón haya entrado en la pista, nuestro principal objetivo es llevarlo a una banda y evitar un pase al centro que permita romper la presión y generar ventajas ofensivas. Para ello, es necesario que los defensores del lado contrario basculen al centro y no permitan que los rivales ganen ese espacio. Debemos evitar el pase largo y forzar que el rival hacia la banda.

Lo que tenemos que dejar claro a nuestros jugadores es que el objetivo es forzar un error del rival o tratar de robar algún pase, no que el robo se realice al jugador con balón, ya que esto podría provocar cometer faltas absurdas que darían al traste con nuestra presión. Además, en el 2c1 hay que evitar que el atacante se vaya con bote tanto por el lateral como por el centro. Por eso es aconsejable hacérselo a un jugador que ya haya agotado bote.

Las defensas a toda pista, como cualquier otra defensa, las tenemos que entrenar si queremos que sean efectivas y, sobre todo, los jugadores tienen ser inteligentes a la hora de realizarla y tener bien claro qué tipo de defensa vamos a realizar cuando el equipo contrario supere nuestra presión. Nuestro equipo puede continuar con una o bien ajustar a una defensa en zona, una vez que el rival supere el centro del campo ya tenemos que tener colocada nuestra nueva defensa.

Por Prada.
Entrenador superior y periodista especializado
Gabinete técnico JGBasket

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.4/5 (5 votes cast)
Variantes defensivas. Zona press 1-2-1-1, 3.4 out of 5 based on 5 ratings