Comienza la semana y con ella, el segundo turno del . Las últimas incorporaciones se van adaptando a la dinámica de entrenamientos y ya lucen sus nuevas equipaciones en las canchas. Poco a poco, los mayores van pasando por las diferentes posiciones del juego para conocer sus características e ir mejorando en todas ellas para que cuando llegue el momento de especializarse sepan con qué encontrarse.

Algo muy distinto a lo que está acostumbrada en Estados Unidos se ha encontrado María Mayo en el Campus. La jugadora de diez años no concibe el , ya que en su país no existe y, tras dos años de iniciación, a partir de la próxima temporada, jugará en canasta grande, aunque esta temporada “ya he jugado algún partido con las mayores”.

Amante del deporte, practica, además de baloncesto, esquí, fútbol y lacrosse. Aunque su pasión es el mundo de la canasta. En su primera experiencia en el Campus JGBasket, se encuentra muy ilusionada porque “es muy diferente a todos los que he ido y trabajamos mucho la técnica individual”. Hasta el momento, reconoce haber mejorado su tiro, ya que “nos insisten mucho en los pequeños detalles”.

María, al igual que el resto de sus compañeros, está expectante ante la batalla baloncestística que va a enfrentar a los seguidores de Dawizard y a los de para conocer quiénes son los mejores manejando el balón. Un duelo que mantendrá en vilo a los participantes durante toda la semana. Una semana cargada de charlas, competiciones y diversión que no ha hecho nada más que comenzar.

 

Por
Gabinete comunicación Campus JGBasket