Desde JGBasket seguimos proponiendo ejercicios para este con los que mejorar y perfeccionar algunos aspectos básicos en el . En esta ocasión, nos vamos a centrar en el agarre de balón. Un aspecto fundamental que cada jugador puede trabajar por su cuenta en el periodo vacacional, ya que, durante la temporada, no se suele entrenar específicamente y resulta básico para que el jugador sea más eficaz y pueda recibir un pase o lanzar a canasta, porque si no hay un buen agarre se pierde la ventaja e incluso el balón.

Para empezar, sólo necesitaremos un balón. Comenzaremos con un ejercicio sencillo, el jugador tendrá que lanzar el balón al aire y tratar de cogerlo lo más abajo posible después de que dé el primer bote. Es importante agarrar el balón por lo que una vez que se vaya adquiriendo destreza en podemos flexionar más para recepcionar lo más abajo posible.

En el siguiente ejercicio vamos a trabajar también el “timing” . Esta vez, lanzaremos el balón con fuerza contra el suelo y saltaremos para capturarlo lo más arriba posible, con los brazos extendidos por encima de la cabeza. El mismo ejercicio se puede realizar lanzando el balón contra el tablero, saltando para cogerlo arriba o, en caso de no tener canasta, contra la pared.

Hay que tener en cuenta que la posición de los brazos variará en función del agarre. No es lo mismo recepcionar un pase para tirar que coger un rebote. Por lo tanto, es un aspecto que también tenemos trabajar. Para mejorar en el agarre del lanzamiento a canasta, podemos hacer un ejercicio similar al anterior, lanzando el balón contra el suelo, pero, en esta ocasión, en vez de saltar arriba para cogerlo con los dos brazos estirados, lo haremos con la mecánica de tiro preparada para cogerlo y ejecutar el lanzamiento. Como hemos dicho, estamos trabajando el agarre y, por tanto, no hace falta tener una canasta, pero es importante que el balón se coja bien para ejecutar inmediatamente el lanzamiento y no nos baile en la mano.

Cuando ya tenemos dominado el agarre con dos manos, podemos pasar a atraparlo con una mano. Un buen trabajo para los pívots cuando están ganando la posición al poste. Para ello, nos ponemos cerca de una pared y lanzamos el balón continuamente contra ella con una mano, rebotando y volviendo a lanzar, lo que nos permite coger sensibilidad y fuerza en los dedos. Una vez realizadas 25 repeticiones con una mano, cambiamos a la otra. Cuando tengamos dominada la distancia, nos vamos alejando lo que nos obligará a imprimir más fuerza al lanzamiento y necesitaremos un mejor agarre para conseguirlo.

 

Nuestro agradecimiento a la ideas de José Luis Alderete en su charla “Jugador valiente y creativo” de la que hemos extraídos interesantes ideas

 

Por Prada
Entrenador superior baloncesto
Gabinete técnico JGBasket

 

Publicada el: 22 julio 2013 9:26 am