En un artículo anterior, abordamos los diferentes matices a la hora de trabajar la defensa al jugador con balón bien sea a campo abierto, en el perímetro o al poste bajo. Al igual que cualquier otro fundamento es importante trabajarlo en cada sesión e insistir en las correcciones necesarias hasta que lo realicen correctamente, ya que muchas veces vemos jugadores que tienen una buena posición defensiva, pero que a la mínima son superados porque no están activos de punteras o van retrocediendo con el atacante.

Os vamos a proponer algunos ejercicios para que podáis trabajar la defensa al balón en las diferentes zonas del campo. En primer lugar, vamos a proponer un ejercicio de defensa del 1c1 a campo abierto. Como queremos que la defensa de nuestro equipo sea intensa, en vez de proponer un ejercicio de acompañamiento, tenemos obligar al defensor a que el rival no avance.

La mejor forma de empezar es reduciendo los espacios para facilitar que los defensores se vayan adaptando. Trabajando a pista completa, los dos jugadores –atacante y defensor – comenzarán en línea de fondo. En la primera mitad de campo hemos reducido el espacio con conos, obligaremos al defensor a atacar el balón y llegar antes a la banda o al centro para que el atacante no pase. Si es superado antes del medio del campo el atacante tendrá que esperarle, haciéndole que arriesgue un poco más en su defensa. Tienen que estar muy activos de manos y disociar el trabajo del tren superior e inferior. Una vez que superé el centro del campo, puede atacar normal sin necesidad de esperar y aquí es cuando resulta imprescindible seguir insistiendo al defensor en su trabajo defensivo, porque no vale de nada el trabajo previo si ahora, por el miedo a ser superado, retrocede con el balón.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Otro buen ejercicio para defender el balón a campo abierto, en este caso no desde arriba sino tratando de parar al atacante que viene en carrera. Dividimos también la cancha en dos, colocando a los jugadores enfrentados en cada línea de fondo. A la señal del entrenador ambos jugadores salen corriendo, el atacante a meter canasta y el defensor a pararle. Tenemos que conseguir que el defensor le pare lo más arriba posible, enseñándoles que cuando se vayan acercando al atacante tienen que dar pasos cortos y estar muy activos de piernas para no ser superados con un solo cambio de mano. Una vez que consigan frenarle, seguimos insistiendo en el trabajo defensivo anterior.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Ahora pasamos a trabajar el 1c1 desde el triple. Hay un sinfín de ejercicios, desde que el propio defensor sea el que pase el balón al atacante y vaya a defender, con una inversión de balón, con el atacante en parado o en bote. Por eso, lo primero es tener claro lo que queremos entrenar. En esta ocasión, dividimos cada canasta en dos y vamos a trabajar el 1c1 en el alero tras recibir un pase el atacante. El defensor tiene que ser intenso y frenar el avance, orientando al atacante a la banda. Los jugadores rotarán, yendo el defensor a pasar, el pasador a atacar y el atacante a defender.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Otro ejercicio que podemos poner en práctica es bastante diferente porque, en este caso, no está determinado quién va a atacar y quién va a defender, por lo que el jugador tiene que estar más concentrado. Podemos dejar el balón en el suelo dentro de un aro y el primer jugador que lo atrape, es el atacante, siendo el otro, el defensor; o bien sea un compañero el que dé el pase al primero que llegue a la posición fijada por el entrenador. El atacante se convertiría en pasador y los otros dos jugadores irían a las dos filas colocadas en línea de fondo.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Por último, vamos a trabajar la defensa del 1c1 al poste, para evitar que se alargue el ataque en exceso, podemos poner un máximo de tres botes al atacante. Igual que en uno de los ejercicios anteriores, dividiremos la canasta en dos y pondremos un pasador, el atacante dará el pase y trabajará para recibir al poste. Hay que insistirles en que el objetivo es recibir con un pie, por lo menos, dentro de la zona, ya que si se abren a recibir ya no sería un 1c1 al poste y la defensa sería similar a la que tendrían a realizar en el perímetro.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

 

Por
Periodista deportivo y entrenador superior de baloncesto
Gabinete técnico JGBasket