En frente las dos escuadras con mayor talento de la competición, su dura pugna por alzarse con el título de campeón de la liga regular se lo llevó el conjunto de Xavi Pascual, gracias a ello contará con el factor cancha a favor en esta final, pero ¿Realmente va a ser un factor decisivo?. Es poco probable dada la tremenda igualdad entre dos plantillas confeccionadas para un mismo objetivo, ser el mejor en la competición doméstica, y tratar de asaltar el trono europeo.

Por desgracia el segundo objetivo no fue alcanzado por ninguno de ellos, aunque es cierto que el Regal Barcelona consiguió llegar a la Final Four, cosa que el conjunto de Pablo Laso naufragó, sembrando las primeras dudas sobre la capacidad del entrenador donostiarra para hacerse cargo de un proyecto tan potente como el del conjunto blanco, quizás muchos de los que sembraban esas dudas se olvidaron de la exhibición que condujo a la consecución del título de la Copa del Rey, hecho que llevaba sin producirse en la casa blanca casi dos décadas.

Ambos equipos vienen cargados de moral, después de deshacerse del Power Electronics (Regal Barcelona), y del Caja Laboral (). Ninguno de los conjuntos presenta bajas, siendo la recuperación completa de Mirotic otra muesca más a sumar al revolver del , y es que es la primera vez que se escucha con fuerza la posibilidad real de conseguir voltear el factor cancha, colocando al conjunto de Laso como favorito, ¿Exceso de confianza, o hay motivos para ello?. Sin duda la línea seguida por el esta temporada invita al optimismo a sus aficionados, con un estilo de juego por fin reconocible, y alegre, es capaz de elevar el ritmo del partido hasta dinamitar al rival, prueba de ello, es el excelso enfrentamiento en la final de Copa. La recuperación para la causa de Sergio Rodríguez, y de Velickovic aumenta la peligrosidad de este conjunto, cuyo gusto por los ritmos de partido, y anotaciones altas son su seña de identidad. No debemos olvidar el tremendo daño ocasionado por los aleros altos del , tanto Singler, como Suárez pueden resultar determinantes si consiguen jugar cómodos en posiciones cercanas al aro, tanto Eidson como Mickael deberán poner freno para igualar fuerzas. En el lado negativo la debilidad defensiva de jugadores como Rodríguez, o Tomic puede ser una vía por la que el conjunto blaugrana decida atacar, especialmente en la figura de Marcelinho Huertas, un base incisivo, que tratará de controlar el ritmo del partido hacia los intereses del Regal Barcelona.

El duelo de duelos se verá en la posición de escolta, en la que coincidirán dos anotadores compulsivos, que si entran en partido lo harán de una forma tan contundente que resultará determinante para el devenir de los partidos. Hablamos, como no, de Juan Carlos Navarro, y Jaycee Carroll. El primero no necesita mayor presentación, su debilidad por hundir al eterno rival es conocida, y sus actuaciones así lo atesoran, sólo un conjunto fue capaz de frenarle en una eliminatoria larga, el Panathinaikos de Obradovic. Mas dudas genera la figura de Carroll, ausente, y atrapado en la maraña defensiva tejida por Dusko Ivanovic, donde su aportación al equipo fue más negativa que positiva. La igualdad en la línea exterior puede decantarla la figura de un Sergio Llull convertido en la pista en Capitán General, su liderazgo, y acierto en el lanzamiento exterior es vital para las aspiraciones del conjunto blanco, su duelo físico con Sada puede ser de gran atractivo para los aficionados.

En la pintura la guerra aumenta su crudeza, la batería de interiores de ambos equipos es inagotable, y no sería de extrañar que el nivel físico impuesto en la pintura sea el más elevado visto en años, qué gran responsabilidad tendrá el trío arbitral marcando el listón de permisividad. El gran cuatro europeo de estos últimos tres años no atraviesa su mejor momento de forma, quién sabe si los cantos de sirena de los San Antonio Spurs tendrán algo que ver, pero la realidad es que no estamos viendo la mejor versión de Erazem Lorbek, en contraposición el pundonor, y el buen estado de forma de Reyes, y Velickovic. Será una buena piedra de toque para comprobar el estado de forma de Mirotic, llamado ya, pese a su juventud, a ser referente del equipo en las grandes citas. La tibieza de Tomic, o Begic puede ser el punto a explotar por jugadores como Ndong, o Fran Vázquez, sabedores de su superioridad ante la pareja del conjunto de Pablo Laso. Es complicado encontrar en Europa dos plantillas como éstas, el duelo promete ser muy interesante, y muestra de ellos es la importancia (ya era hora) que TVE va a dar a esta gran final, situándola en prime time en su cadena principal. Sólo queda que el balón sea lanzado al aire para disfrutar de esta vibrante final de la ACB.