Francisco Roca ha comunicado hoy martes a los clubes de la su decisión de no continuar como Presidente Ejecutivo de la Asociación una vez concluyan los tres meses de preaviso estipulados en su contrato.

De este modo, la etapa de Francisco Roca como máximo dirigente de la ACB concluirá el próximo 22 de noviembre, tres años y medio después de su elección para el cargo en mayo de 2014. En este tiempo la ACB ha cambiado su modelo de explotación televisiva, llegando a un acuerdo con Movistar+ para la retransmisión en HD de todos los partidos de la competición. Económicamente, en este periodo la Asociación prácticamente ha doblado sus ingresos centralizados de explotación y casi triplicado el reparto a los clubes.

En una carta dirigida a los clubes, Francisco Roca, cuyo mandado finalizaba en mayo de 2018, ha explicado sobre su decisión que “durante el transcurso de la presente temporada /18 la ACB deberá tomar decisiones importantes de cara a definir su futuro a corto y medio plazo. Estoy convencido de que este proceso no debe estar dirigido por un presidente que se acerca al final de su mandato, sino por la persona que vaya a liderar la ACB en los próximos años y que además lo pueda hacer desde una renovada unidad entre los clubes asociados”.

Asimismo, en dicha misiva se ofrece “a la Asamblea General para prestar la máxima colaboración en la transición a una nueva presidencia”.

 

Departamento comunicación ACB