VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)

Cuando la URSS de Sabonis celebraba en Seúl la medalla de oro de en los Juegos Olímpicos y los jóvenes jugadores universitarios estadounidenses miraban con envidia desde el tercer cajón del pódium, nadie se podía imaginar que la de este deporte empezaría a cambiar ese mismo día.

El 7 de abril de 1989, la FIBA cambió las normas y aprobó por 56 votos a 13 –entre los que votaron en contra estaban la URSS y los Estados Unidos– que, a partir de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, podían participar jugadores , en vez de los universitarios que hasta ahora estaban acudiendo. Los norteamericanos no defraudaron y llevaron al mejor equipo de la historia del baloncesto, un combinado de leyenda que acuñó el nombre de Dream Team, formado por once estrellas a las que se les unió el joven jugador de la Universidad de Duke, Christian Laettner. Los Jordan y compañía dieron una exhibición tras otra hasta llegar a la final donde vencieron a Croacia por 32 puntos (117-85).

Era el comienzo de una nueva era en el baloncesto moderno y las distancias parecían insalvables y así lo ratificó la selección estadounidense, compuesta por primera vez por jugadores NBA, en el Mundial de Canadá. Los de Don Nelson se impusieron en todos sus partidos con un margen de victoria de 37 puntos. Lo mismo sucedió en los Juegos Olímpicos de Atlanta, en los que, sin realizar un baloncesto tan brillante como en las dos competiciones anteriores, acabó invicto y superando a todos sus rivales con claridad.

Después de varios torneos llevando a sus mejores jugadores, Tomjanovich presentó un equipo sin estrellas NBA, compuesto por universitarios y profesionales que jugaban fuera de los Estados Unidos. El objetivo no fue el esperado y tuvieron que conformarse con el tercer puesto. Decepcionados con la actuación en el Mundial, los estadounidenses decidieron echar mano de sus estrellas y volvieron a formar un equipo ganador, pero, en esta ocasión, pasaron más apuros de los previstos y tuvieron que sufrir para doblegar en semifinales a Lituania, liderada por Jasikevicius, por 85-83.

Las tres competiciones posteriores supusieron un auténtico calvario para el equipo USA. George Karl era el encargado de dirigir a Estados Unidos en “su” Mundial. Después de un gran arranque, venciendo los cinco primeros partidos con claridad, se enfrentaban para cerrar la fase de grupos a Argentina. Un equipo muy conjuntando y competitivo que acabó, tras 59 partidos, con la imbatibilidad de las selecciones estadounidenses formadas por jugadores NBA, venciéndoles por 87-80, después de ir ganando incluso por una veintena de puntos. La derrota parecía afectar a los de Karl que en el choque de cuartos volvieron a caer derrotados ante Yugoslavia. Con la decepción de pelear por el quinto puesto, vencieron en el cruce a Puerto Rico, pero acabaron sucumbiendo ante España por 81-75, concluyendo en sexto lugar.

Con la lección bien aprendida, Estados Unidos se presentó en Atenas con la intención de revalidar el oro, pero en el primer partido ya saltó la sorpresa y cayeron con contundencia ante Puerto Rico por 73-92. No fue el único encuentro que perdieron en la primera fase, ya que Lituania también pudo con ellos. Clasificados como cuartos de grupo, se midieron a España en cuartos de final y vencieron por 102-94 para caer derrotados en semifinales ante Argentina, teniendo que conformarse con el bronce después de ganar a Lituania. En el Mundial de Japón, Estados Unidos llegó invicto hasta semifinales, pero el acierto en el tiro exterior de los griegos acabó con el sueño norteamericano de hacerse con el oro (101-95), teniendo que conformarse con el bronce, pero con la satisfacción de que, al menos, pudieron vencer a Argentina, contra quien había perdido sus dos últimos choques.

Después de ocho años sin lograr el primer puesto en una competición internacional, los jugadores estadounidenses se conjuraron para lograr el oro en Pekín. Después de ganar con rotundidad a todos sus rivales en la primera fase, se deshizo de Australia y Argentina antes de medirse a España en la final, en uno de los mejores partidos de la historia del baloncesto, en el que acabó venciendo por 118-107. En el Mundial de Turquía, Krzyzewski seguía al frente de la selección con la intención de llevarse el campeonato. Tras una primera fase en la que superaron con apuros a Brasil (70-68), fueron eliminando, respectivamente, a Angola, Rusia y Lituania para imponerse en la final a Turquía por 81-64. Objetivo cumplido.

Con la moral reforzada por los últimos éxitos, se plantaron en Londres con la idea de revalidar el oro y acabar con las especulaciones que situaban a España a su altura. En la fase de grupos consiguieron batir el récord de anotación en un partido olímpico con 156 puntos, demostrando su poderío, aunque tuvo que sufrir para doblegar a Lituania (99-94) y acabar invictos. En la final soñada, se midieron a España y tuvieron que emplearse a fondo para deshacerse de los de Scariolo y acabar llevándose el título por un ajustado 107-100.

La próxima vez que reaparezcan como selección será ya en el Mundial de España. ¿Veremos la mejor versión de Estados Unidos o volverán a apostar por jugadores de segunda fila?

Selecciones de Estados Unidos desde el Dream Team:

– Juegos Olímpicos Barcelona 1992. , Magic Johnson, Larry Bird, Charles Barkley, Chris Mullin, Patrick Ewing, Karl Malone, John Stockton, David Robinson, Scottie Pippen, Clyde Drexler y Christian Laettner. Entrenador: Chuck Daly.

– Mundial Canadá 1994. Shaquille O’Neal, Dominique Wilkins, Alonzo Mourning, Shawn Kemp, Reggie Miller, Derrick Coleman, Joe Dumars, Kevin Johnson, Mark Price, Steve Smith, Dan Majerle y Larry Johnson. Entrenador: Don Nelson.

– Juegos Olímpicos Atlanta 1996. Shaquille O’Neal, Hakeem Olajuwon, Charles Barkley, Scottie Pippen, Karl Malone, John Stockton, David Robinson, Gary Payton, Anfernee Hardaway, Grant Hill, Reggie Miller y Mitch Richmond. Entrenador: Lenny Wilkens.

– Mundial Grecia 1998. Trajan Langdon, Michael Hawkins, Wendell Alexis, Brad Miller, Bill Edwards, Kiwane Garris, Ashraf Amaya, Jason Sasser, Jimmy Oliver, Jimmy King, Gerard King y David Wood. Entrenador: Rudy Tomjanovich.

– Juegos Olímpicos Sydney 2000. Kevin Garnett, Jason Kidd, Ray Allen, Vince Carter, Gary Payton, Tim Hardaway, Alonzo Mourning, Steve Smith, Shareef Abdur-Rahim, Vin Baker, Allan Houston y Antonio McDyess. Entrenador: Rudy Tomjanovich.

– Mundial Indianápolis 2002. Reggie Miller, Paul Pierce, Ben Wallace, Jermaine O’Neal, Shawn Marion, Baron Davis, Antonio Davis, Michael Finley, Andre Miller, Jay Williams, Elton Brand y Raef LaFrentz. Entrenador: George Karl.

– Juegos Olímpicos Atenas 2004. Tim Duncan, Allen Iverson, LeBron James, Dwyane Wade, Amare Stoudemire, Shawn Marion, Carlos Boozer, Carmelo Anthony, Stephon Marbury, Richard Jefferson, Lamar Odom y Emeka Okafor. Entrenador: Larry Brown.

– Mundial Japón 2006. LeBron James, Dwyane Wade, Carmelo Anthony, Shane Battier, Brad Miller, Dwight Howard, Chris Bosh, Elton Brand, Antawn Jamison, Kirk Hinrich, Chris Paul y Joe Johnson. Entrenador: Mike Krzyzewski.

– Juegos Olímpicos Pekín 2008. Jason Kidd, Deron Williams, Chris Paul, Michael Redd, Dwyane Wade, Kobe Bryant, LeBron James, Tayshaun Prince, Carmelo Anthony, Carlos Boozer, Chris Bosh y Dwight Howard. Entrenador Mike Krzyzewski.

– Mundial Turquía 2010. Chauncey Billups, Derrick Rose, Russell Westbrook, Andre Iguodala, Stephen Curry, Eric Gordon, Kevin Durant, Rudy Gay, Danny Granger, Kevin Love, Lamar Odom y Tyson Chandler. Entrenador: Mike Krzyzewski.

– Juegos Olímpicos Londres 2012. Deron Williams, Chris Paul, Russell Westbrook, Kobe Bryant, Andre Iguodala, James Harden, Kevin Durant, LeBron James, Carmelo Anthony, Kevin Love, Anthony Davis y Tyson Chandler. Entrenador: Mike Krzyzewski.

 

Por Prada
Entrenador superior de baloncesto y periodista
Departamento de contenidos

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.5/5 (2 votes cast)
Historia y curiosidades del baloncesto (y VII). Un Dream Team para recuperar la senda del triunfo, 4.5 out of 5 based on 2 ratings