VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)

(, 76 – Barça Regal, 72)

Los blancos se anotaron el primer punto de una final que promete ser apasionante. Los locales, al igual que sucediese en la semifinal de la , dieron la vuelta al partido con un gran último cuarto, en el que destacaron (21 puntos) y Llull (19). Las variantes defensivas de Laso nublaron al Barça en los minutos finales que, a pesar de todo, tuvo el balón para ganar, pero una dudosa decisión arbitral dio al traste con sus opciones de victoria.

 

La defensa del Madrid ahogó de inicio a un Barça, que se vio sorprendido en la primera jugada ofensiva por una defensa caja y uno sobre Navarro por parte de Llull. Los de Laso dominaban el rebote ofensivo y un mate de Rudy ponía el 6-0 en el electrónico. Tuvieron que pasar más de tres minutos para que Huertas anotase su característico tiro a una pierna para inaugurar el marcador azulgrana. El base brasileño era el único que sostenía a su equipo en el partido. La entrada de Mavrokefalidis y el cambio a defensa zonal dio otro aire a los catalanes, permitiéndoles apretar el choque (13-10). El partido se enmarañaba y Sergio Rodríguez salió al rescate madridista con el primer triple de la final. Nada que ver con el que Llull anotaba sobre la bocina para poner el 21-14 en el marcador y enloquecer a la afición local.

 

La tendencia cambió al comienzo del segundo cuarto cuando por fin los de Xavi Pascual pudieron sacar ventaja de un bloqueo directo y un triple de Sada daba la vuelta al encuentro. El Madrid se atascaba en ataque y , en el poste bajo, daba siete puntos de renta a los suyos. La tensión era patente y se vio reflejada con dos antideportivas, una para Chacho y otra para Ingles. Navarro encendía las alarmas blancas con un triple (25-34), pero Rudy se encargaba de apagar el primer conato de incendio. Llegó el momento de los bases y dos triples de Sergio Rodríguez eran respondidos por tres de Sada (15 puntos al descanso) para dar la máxima renta a su equipo al descanso (35-45).

 

El paso por vestuarios enfrío a ambos equipos y los porcentajes empezaron a bajar. Los locales decidieron apostar en el ataque por Begic y el pívot respondió generando juego y anotando. Aún así, la aportación del resto de jugadores locales no acompañaba. Laso buscaba soluciones en el banquillo y daba minutos a Draper para tratar de reconducir el rumbo, pero el Barça seguía mandando cómodamente en el marcador. Ingles desde la esquina anotaba un triple que ponía, a falta de un minuto, doce arriba a los culés (46-58). Dos recuperaciones de balón dieron alas a los madridistas, acortando las distancias, que pudieron reducirse más si Reyes no hubiese fallado una canasta fácil en el último segundo.

 

Los azulgranas arrancaron los últimos diez minutos files a su estilo. El Madrid necesitaba encontrar su identidad, que tan buenos resultados le había dado esta temporada, y que apareciesen sus hombres claves. Carroll y Llull cogieron las riendas blancas y dejaron la distancia en seis puntos (55-61). Tomic tenía ganas de revancha y con cuatro puntos consecutivos volvía a poner las cosas en su sitio. Laso decidió dar una vuelta más de tuerca al choque y, a base de alternar defensas, logró que su equipo igualase el partido con un parcial de 10-0. Navarro, con cinco tiros libres consecutivos, reaparecía en el partido. Estaba claro que era el día de los bases. Huertas, Llull y Sergio se encargaban de anotar para sus respectivos equipos, pero el que resultó decisivo fue Reyes que, con dos rebotes ofensivos y una canasta, daba la vuelta al marcador (73-72). Los locales decidieron apurar la última posesión, el lanzamiento no entró y Sada corrió como un tiro hacia la canasta blanca. Al base azulgrana se le escapó el balón después de una posible falta, pero los árbitros decidieron dar la bola a los locales. Ahí se acabó el partido y la paciencia de los dos equipos, que montaron una gran tángana en el centro del campo. Las protestas visitantes se saldaron con una técnica que certificó el primer triunfo para el Real Madrid.

 

Real Madrid, 76 (21+14+15+26). Llull (19), Rudy (14), Carlos Suárez (-), Mirotic (5) y Begic (6) –quinteto titular–. También jugaron: Draper (-), Reyes (4), Sergio Rodríguez (21), Carroll (5), Darden (-) y Slaughter (2).

 

Barça Regal, 72 (14+31+13+14). Huertas (10), Navarro (15), Rabaseda (-), Wallace (-) y Tomic (6) –quinteto titular–. También jugaron: Sada (17), Ingles (3), Mavrokefalidis (4), Oleson (9) y Lorbek (8).

 

 

Por Prada
Periodista y entrenador superior de

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
Llull y Chacho rescatan al Madrid. Primer partido de la final de la . Real Madrid, 76 – Barça Regal, 72, 5.0 out of 5 based on 1 rating