Se hizo justicia. Marc Gasol, posiblemente el mejor center del mundo, estará en su tercer All Star en Nueva Orleans. En su mejor temporada, en lo que a números se refiere (20.8 puntos, 6.1 rebotes, 4.2 asistencias y 1.4 tapones por partido), ha visto premiado su gran año con su elección por parte de los para formar parte del suplente del Oeste.

Como si de una premonición se tratase, su actuación ante Toronto, antes de conocer el veredicto , fue la mejor de su carrera, anotando 42 puntos –los 16 primeros de su equipo–, con 5/10 en triples, algo insólito en cualquier otra temporada, pero la nueva versión de Marc le está haciendo más difícil de defender, ya que, a sus movimientos al poste, ha sumado un nuevo arma, el tiro exterior, mostrándose muy fiable tanto de media como de larga distancia.

El mediano de los Gasol se quedó fuera del quinteto titular –Stephen Curry, Harden, , Kawhi Leonard y Anthony Davis– en un año en el que la NBA cambió el sistema de elección, dando menos peso al voto de los aficionados, que representaba “sólo” el 50% del total en la selección de los titulares y que, eso sí, en caso de empate, serviría para desempatar. El otro 50% se repartía entre los jugadores y los periodistas. Como siempre, generan controversia, pero, por lo menos, se ha evitado que un jugador como Pachulia, con unos números bastante discretos, por contar con el apoyo de todo un país (Georgia), pudiese colarse entre los elegidos, como pasaba, por ejemplo, en la época en la que Yao Ming arrasaba en las votaciones.

En el banquillo, junto a Marc, estarán Russell Westbrook –el gran ausente del quinteto titular, en una temporada en la que lleva 23 triples-dobles–, Klay Thompson, DeMarcus Cousins, Gordon Hayward, Draymond Green y DeAndre Jordan. El equipo dirigido por Steve Kerr, que contará con cuatro de sus jugadores en los Warriors, presenta un equipo, a priori, más potente que el Este y mucho más equilibrado en cuanto a jugadores exteriores e interiores se refiere.

El equipo capitaneado por LeBron James, que jugará de titular junto con Kyrie Irving, DeMar DeRozan, Giannis Antetokounmpo –la gran revelación de la temporada– y Jimmy Butler. El desequilibrio del Este radica en que sólo cuenta con tres jugadores interiores, todos suplentes (Kevin Love, Paul George y Paul Millsap) y seis bases/escoltas, a los ya mencionados Irving y DeRozan, se suman Isaiah Thomas –segundo máximo anotador de la NBA tras Westbrook–, Kyle Lowry, John Wall y Kemba Walker.

Un gran espectáculo en el que habrá dos ausencias muy destacadas, Carmelo Anthony y Dwyane Wade, que no faltaban a la cita desde su año de rookie en la temporada 2004. Los tiempos están cambiando y la nueva hornada de jóvenes jugadores está llamando con fuerza a la puerta del All Star.

 

Por
superior de . Periodista
Gabinete técnico

Foto: NBA Photos