Refrendando una gran temporada, se estrena como Jugador de la Jornada, al liderar al en su triunfo frente al CAI Zaragoza. 22+12 y 30 de valoración fueron sus números.

13 de 17 Jornadas logrando dobles dígitos en valoración y unos promedios que le han convertido en el líder de su equipo, demuestran la regularidad que ha llevado Nacho Martín en la primera vuelta de la temporada 2012-13.

Ahora, para cerrar ésta de la mejor manera posible, el ala-pívot del Blancos de Rueda Valladolid logra la primera designación de su carrera como Jugador de la Jornada, después de resultar determinante en el triunfo del conjunto pucelano sobre el CAI Zaragoza.

El capitán del cuadro entrenado por Roberto González finalizó el partido con 30 puntos de valoración, sólo uno por debajo de su tope en la competición, los 31 que logró en las Jornadas 9 y 10 de esta misma temporada.

Y es que Nacho Martín evidenció su excelente estado de forma dominando dentro de la zona, estando muy bien secundado por su compañero Othello Hunter. Su superioridad bajo los tableros le llevaron a convertirse en el máximo anotador y reboteador del choque, aportando una seguridad que permitió a su equipo cortar la racha negativa que arrastraba en las últimas semanas.

Así, el jugador vallisoletano sumó a su estadística 22 puntos, tras convertir 6 de 8 en lanzamientos de dos puntos, 2 de 5 en triples y 4 de 5 desde la línea de personal, añadiendo en ataque además 3 asistencias que permitieron a su equipo subir 7 puntos más al marcador.

También en ataque, capturó un rebote, al que sumó… ¡11 más en defensa! Estas 12 capturas le dejan también como máximo reboteador de esta Jornada 17, en la que completó su actuación provocando 2 faltas personales.

Una vez confirmada su designación como Jugador de la Jornada, Nacho Martín ha recordado que “había estado varias veces cerca de conseguirlo, pero ésta es la primera vez que lo logro. Estoy muy contento por el galardón que me llevo, pero sobre todo por lo más importante, que es la victoria. Llevábamos una racha que había que romper y hoy ha sido el día perfecto”.

En este “día perfecto”, han tenido un papel destacado los hombres altos del equipo, aunque como señala el Jugador de la Jornada, “hemos estado bien los hombres de dentro, pero también Alex Renfroe, que ha dado una lección de juego. Y por supuesto, todo lo que han aportado los demás, lo que nos ha ayudado a ganar otra vez, que es lo que buscábamos”.

Cuestionado sobre la excelente temporada que está realizando, el ala-pívot pucelano señaló al culpable de esta regularidad. “Es culpa de que mi entrenador me da toda la confianza del mundo. Pase lo que pase, siempre me tiene mucho tiempo en pista, cuando van las cosas bien y cuando no van tan bien. Por eso sólo puedo agradecerle que me de tantos minutos y que confíe tanto en mí. Ya me dijo en pretemporada que, como capitán, tenía que sacar un poco de pecho y demostrar que soy un jugador importante y creo que lo estoy haciendo. Pero como digo, es sobre todo gracias a él”.

 

Por último, ha destacado que afrontan la segunda vuelta “más optimistas. Tras esta mala racha que hemos tenido, las lesiones, la marcha de Tripkovic y que se nos desmanteló el equipo en cuestión de días, ahora volvemos a ser un equipo, volvemos a ser muchos jugadores… Es verdad que Ewing y Sosa llevan pocos días con nosotros, pero está claro que nos van a ayudar. Por eso miramos la segunda vuelta con mucho optimismo”.

 

Comunicación ACB