Hace pocas fechas Steve Nash se alzó al tercer puesto histórico en número de asistencias en la NBA, todo un hito a nivel personal, superando a mitos como Magic Johnson, Jerry West, Isiah Thomas, o Marc Jackson. Sin embargo, aún hay dos jugadores que consiguieron un número mayor de asistencias a lo largo de su carrera NBA.

John Stockton. A lo largo de sus 18 temporadas en Utah Jazz alcanzó la asombrosa cifra de 15806 asistencias, una marca que perdurará a lo largo de bastantes años, y es que no hay un solo jugador en activo que pueda llevar una progresión que inquiete este record. Con más de 1500 en la NBA el jugador formado en la Universidad de Gonzaga está considerado para muchos como el mejor base puro en la historia de la . La era la base de su juego y sobre la que cimentó una de las grandes sociedades, por no decir la sociedad por excelencia en la NBA, junto a Karl Malone.

..

Con una habilidad innata para leer el juego, en sus primeros años en la liga se convirtió en un en lanzar los contraataques del de Jerry Sloan, con el paso de los años la rapidez que le permitía ser además un estilete en ataque se fue perdiendo, pero su capacidad de pase estaba ya a otro nivel, su dominio en el juego estático era un serio problema para los rivales, a su capacidad de penetración, y tiro a media distancia sumó la habilidad en el juego de situaciones de bloqueo directo, especialmente en el tramo de su carrera. Maestro en el pase sobre bote, especialmente a una mano, cada era una pequeña obra de arte. La historia de los Jazz no se puede explicar sin su figura, convirtió a Karl Malone en uno de los mejores ala pívot de la NBA de todos los tiempos.

Jason Kidd. Existen muy pocos casos en la NBA de jugadores que según terminan su carrera como jugadores dan el a los banquillos al año siguiente, es por un motivo simple, no todo el mundo está capacitado para ello, además de tener un conocimiento importante sobre el juego debes reunir otra serie de características fundamentales, como el liderazgo. Y es que Jason Kidd fue comandante en jefe de todos sus equipos, especialmente desde su segunda época en Dallas, en la que era una prolongación del en pista.

..

Su irrupción en la NBA venía precedida por la fama que se forjó como jugador en las canchas callejeras de Oakland, tras un primer contacto con la NBA en Dallas, no fue hasta su época en cuando realmente explotó como el jugador que era. A diferencia de Stockton, su pasado como jugador callejero dotó a su juego de una mayor creatividad, lo que hizo que conectase de inmediato con el aficionado de la NBA. Fue de los primeros jugadores en poner de moda el “no look pass”, hubo antes gente como Magic que inició este camino, pero no fue hasta finales de la década de los 90 que se asentó en la liga. Amante del juego rápido es cierto que su estilo arriesgado le hizo ser uno de los bases con mayores pérdidas de balón por partido, pero compensó ese aspecto con una capacidad de anotación mayor en sus primeros años. Dominador de la conferencia Este en su etapa en los Nets, su aportación al juego colectivo de su equipo le permitió acceder a dos finales de la NBA.
Steve Nash. El base canadiense no tuvo en sus primeros años en la NBA, su explosión como uno de los mejores jugadores de la liga no tuvo lugar hasta su quinto año, en Dallas se asentó en la titularidad, y formó junto al alemán Nowitzki otra sociedad que causó estragos en la NBA. Sus números en los últimos cuatro años en Dallas le permitieron salir con garantías de obtener un gran contrato en una gran franquicia, y Phoenix Suns tuvo la de convencer al jugador para que pusiese rumbo a Arizona.

..

Allí se encontraría con el entrenador Mike D´Antoni, la filosofía del técnico, el famoso “Run and Gun” necesitaba de un base creativo, amante del juego rápido, y con un talento especial para hacer mejor a jugadores como Shawn Marion, Stoudamire, Joe Johnson, Leandro Barbosa, o Quentin Richardson. Experto en generar ventajas a partir del pick and roll en situaciones de juego rápido y transición, Steve Nash en sus ocho años en los Suns fue 5 veces máximo asistente de la NBA, y obtuvo 2 MVP. Los aficionados al baloncesto disfrutaron de un estilo de juego irrepetible, aunque por desgracia no obtuvieron ningún título a nivel colectivo. En la actualidad, en el ocaso de su carrera está dando sus últimas lecciones, siempre y cuando su estado físico se lo permite, en Los Angeles Lakers, junto al entrenador que lo catapultó al éxito.

 

Por Alex Senra del Cerro
Entrenador superior baloncesto
Gabinete técnico JGBasket

 

Publicada el: 10 abril 2014 19:08 pm