La conclusión de la temporada pasada con la consecución del anillo por parte de San Antonio Spurs trajo consigo el de un ciclo en Miami. En un verano en el que el mercado de agentes libres ofrecía la posibilidad de obtener alguna de las mejores de la , la estrella de los Heat, Lebron , no tardó en tomar una decisión que marcaría el destino de muchas franquicias, expectantes ante el tsunami que suponía la marcha del Rey de la soleada Florida. Nombres como los de Carmelo Anthony, Kyle Lowry, Wade, Lance Stephenson, Luol Deng, Chris Bosh, Zach Randolph, o estaban en las principales agendas de las mejores franquicias de la para forjar equipos competitivos que pongan punto y final a la dinastía de unos Spurs que, a pesar de su veteranía, vuelven aparecer en los primeros puestos en las apuestas como principales favoritos al anillo en la temporada 2014/2015.

La vuelta de Lebron James a su natal se aderezó con la incorporación de uno de los mejores jugadores de la liga, que llegó vía trade desde los Minnesota Timberwolves, Kevin Love. No cabe duda que el trío formado por Lebron, Love, y el talentoso Kyrie Irving será el principal referente en una conferencia Este que presenta a otro de los grandes aspirantes como Chicago Bulls. La mítica franquicia de la ciudad del viento cuenta con las incorporaciones principales de Pau , Nikola Mirotic, o el rookie Doug McDermott como principales armas, que unidas a la esperada reaparición de Derrick Rose, y la regularidad de Joakim Noah, les convierte en principales aspirantes en el Este. No podemos olvidar la gran competitividad en esta conferencia, con equipos capaces de dar un susto en playoff como los Wizards, o Brooklyn Nets. La incógnita vuelve a situar su foco en la gran manzana, ¿Serán capaces los Knicks con Derek Fisher y el mítico triángulo ofensivo de encontrar el rumbo perdido?, ¿ La llegada de un director puro como Calderón, y la determinación de Carmelo por alcanzar altas cotas en esta franquicia son motivos suficientes para ilusionar a los aficionados?.

En el salvaje Oeste, sólo la conformidad por el éxito obtenido del dirigido por Popovich puede impedir que repitan presencia en las finales de esta conferencia. Pasan los años, pero la excelencia mostrada la temporada pasada es inalcanzable para el resto de equipos. Sin embargo el camino no será nada fácil, Oklahoma vuelve aparecer en el horizonte como uno de los grandes favoritos de la mano del actual MVP, Kevin Durant. ¿Serán capaces de encontrar la regularidad en los momentos clave de la temporada?, ¿Sabrá Scott Brooks gestionar coherentemente el juego ofensivo del equipo para optimizar el potencial del mismo?. Ante esas preguntas otras franquicias han ido construyendo una base sólida para poder alcanzar el trono en el Oeste. Hablamos de Portland Trail Blazers, Clippers, Memphis, o Dallas entre otros. La gran incógnita reside en Los Angeles Lakers, la llegada de jugadores de calidad, aunque algo sobrevalorados, como Boozer, o Lin, y la reaparición de Kobe Bryant y Steve Nash, es una moneda lanzada al aire de la que no sabes en qué cara caerá. La estructura de la plantilla angelina es superior a la de la temporada pasada, por no hablar del cambio radical que supondrá la llegada de Byron Scott al banquillo púrpura y oro.

En este primer avance no podemos obviar a la nueva hornada de rookies procedentes de la NCAA, quizás una de las mejores de los últimos años. Nadie duda del impacto inmediato en la liga de jugadores como Jabari Parker, Andrew Wiggins, Marcus Smart, Noah Vonleh, Julius Randle, Doug McDermott, Shabazz Napier, o el inmaduro Joel Embiid. Todos ellos adquirirán un rol importante en sus respectivos equipos, lo que augura un buen futuro en la NBA si consiguen desarrollar adecuadamente su potencial.

 

Por Alex Senra del Cerro
Analista NBA para JGBasket

Publicada el: 9 octubre 2014 16:36 pm

Foto: Gabriel Alemany realizada en Basketspirit.com