Con los resultados de esta jornada, Cajasol, y Blancos de Rueda se aseguran estar una temporada más en la ACB. y Fuenlabrada pelearán por la última plaza de descenso. Los donostiarras necesitan ganar los tres partidos que quedan si quieren mantener la categoría y esperar que los de Trifón Poch no ganen ninguno de sus duelos.

 

Blancos de Rueda, 88 – Cajasol, 84

En un partido a vida o muerte, en el que el que venciese se aseguraba la permanencia, los sevillanos salieron mejor y, desde los primeros minutos, dominaron el marcador (9-16). Mediado el segundo cuarto, los de Aíto ampliaron su ventaja hasta los diez puntos, pero tiró de galones e igualó el choque al descanso. La igualdad se mantuvo ya el resto del encuentro y los locales, aunque intentaron despegarse en el último cuarto, tuvieron que esperar hasta el último instante para que Montañez sellase la salvación desde el tiro libre. A pesar de la derrota, el Cajasol aprovechó la derrota del Lagun Aro para confirmar la permanencia.

 

Lagun Aro, 73 – Blusens Monbus, 77

Los gallegos consiguieron un valioso triunfo para seguir una jornada más en puestos de playoff, mientras que los locales se complican mucho la permanencia. El choque estuvo muy igualado y ninguno de los equipos era capaz de escaparse en el electrónico. Los de lo intentaron de la mano de Woods y Doblas antes del descanso al que llegaron con una renta de nueve puntos, pero Corbacho y Dewar metieron de nuevo a los suyos en el encuentro. Con empate, se llegó a los dos últimos minutos y ahí fue donde los de Moncho Fernández desequilibraron la balanza, dejando a los donostiarras muy tocados.

 

Mad-Croc Fuenlabrada, 83 – Laboral Kutxa, 86

Los fuenlabreños tendrán que esperar al menos una jornada más para certificar su presencia una temporada más en la ACB. El acierto en el triple (8/16 al descanso) permitió a los locales mandar en el marcador desde el inicio y llegar al descanso con una ventaja de siete puntos (39-32). Los de Tabak, con un gran Nocioni, dieron la vuelta al electrónico en el último cuarto con un parcial de 4-12. Los de Poch lo intentaron hasta el final, pero el triunfo se fue para Vitoria. A pesar de la derrota, los locales se llevaron una alegría gracias a la victoria del Blusens en San Sebastián.

 

Real Madrid, 78 – Barcelona Regal, 65

Los blancos se aseguraron el primer puesto en la liga regular con su victoria ante los azulgranas, que no contaron con Navarro. Un derbi, como anticipo de las semifinales de la Euroliga, sin mucha intensidad en el que (19 puntos y 25 de valoración) se erigió como referente de los de Laso para llevarse el triunfo. Tras tres cuartos igualados (50-47), los locales consiguieron romper el partido en los últimos cinco minutos ante la pasividad de los de Xavi Pascual, que tuvieron a Ingles como mejor jugador.

 

Uxue , 100 – , 90

Doble premio para el Uxue que, además de ganar el partido, superó a los maños en el basket average. Los locales comenzaron con un 10-0 de inicio lo que provocó que Abós tuviese que pedir su primer tiempo muerto. El CAI se fue metiendo en el partido gracias a los triples de Aguilar, que anotó los cinco primeros que lanzó. Pilepic no se quedó atrás y realizó su mejor partido con la camiseta bilbaína al anotar 30 puntos. Con todo por decidir se llegó al último cuarto donde los de Katsikaris rompieron, a falta de tres minutos, el choque con un parcial de 7-0. Quedaba por dilucidar si serían capaces de recuperar los siete puntos del partido de ida. Llompart tuvo el triple para empatar el basket average, pero no lo anotó y el Uxue logró su doble objetivo.

 

Unicaja, 79 – , 73

Importante victoria de los malagueños para seguir aspirando a meterse en playoff. Los locales salieron muy centrados, logrando un parcial de 8-0, llegando al final del primer cuarto con una cómoda ventaja de 26-14. Los de Perasovic decidieron cambiar su defensa a zona y consiguieron darle la vuelta al choque con un parcial de 0-12. Tras el paso por vestuarios, los de Repesa volvieron a jugar más fluidos en ataque y afrontaron el último cuarto con un punto de renta (56-55). Con 74-73 y poco más de treinta segundos por jugarse, Simon anotó un triple decisivo que dejó el triunfo en Málaga.

 

, 97 – Herbalife Gran Canaria, 89

Los locales todavía siguen aspirando a la octava plaza tras su victoria ante Gran Canaria. Tras un primer cuarto igualado, los canarios lograron su máxima renta (38-47) al final del segundo cuarto, pero dos triples de Álex Suárez y una canasta de Oliver antes del descanso equilibraron el choque. El base verdinegro cogió las riendas del choque y dirigió con maestría a los suyos para dar la vuelta al electrónico y afrontar el último cuarto con garantías (75-67). Toolson metió otra vez a los suyos en el partido, pero Fisher se encargó de restablecer la ventaja y permitir a los suyos continuar luchando por un puesto en los playoff.

 

Asefa Estudiantes, 94 – UCAM Murcia, 85

El Estu sigue aferrándose a las escasas opciones que tienen de clasificarse para los playoff. Los colegiales, que habían ganado sólo uno de los últimos nueve partidos, vieron como los murcianos, ya salvados y sin ninguna presión, anotaban con facilidad en el primer cuarto (24-30). La diferencia, que llegó a los diez puntos mediado el segundo cuarto, se redujo a la mínima expresión (46-47) antes del descanso gracias al acierto de Kuric (27 puntos) y (21 puntos). Los murcianos afrontaron el último cuarto con una renta de seis puntos, pero el empuje de la afición local y el partidazo de Kirksay (30 de valoración), culminado con un triple, dieron la vuelta al partido y dejan a los de Vidorreta con opciones de pelear por la octava plaza.

 

Bruixa d´Or, 86 – C.B. Canarias, 93

El espectacular partido de Hanga (37 de valoración) no fue suficiente para que los manresanos sumasen la victoria ante su público. Los laguneros, que sumaron su decimoquinto triunfo, aspiran a cerrar una temporada histórica con su clasificación para los playoff. Tras el descanso, al que se llegó con un marcador de 43-48, los locales se fueron desinflando y la renta sigue aumentando. En el último cuarto, los de Ponsarnau mejoraron en su juego y acortaron distancias, pero el Canarias no estaba por la labor de desperdiciar una oportunidad única para tratar de alcanzar el último puesto que da acceso a los playoff.

 

Por Prada
Periodista y entrenador superior de baloncesto

ACB Photo / C. Minguela