El escolta del Barça estuvo en plan estelar y anotó 33 puntos, con 5/5 en triples, para guiar a su equipo a un triunfo vital para clasificarse para la Copa del Rey y, de paso, poner fin a la racha de catorce triunfos consecutivos de los de Pablo Laso, que nada pudieron hacer ante la inspiración del capitán azulgrana.

 

Barcelona Regal, 96 – Real Madrid, 89 

Se esperaba mucho del partido y no defraudó. Como si de una partida de ajedrez se tratase, Laso movió primero las piezas y Begic sólo duró medio minuto en cancha antes de que le sustituyese Hettsheimer. En los primeros compases, Pete Mickeal y Rudy llevaban el peso ofensivo de sus equipos. Las dos faltas del alero estadounidense le llevaban al banquillo y ahí fue cuando Navarro entró en escena. Cada conato de escapada de los madridistas era correspondido por una acción espectacular del capitán barcelonista. Sergio Rodríguez ponía el colofón a una primera parte vibrante con un triple sobre la bocina, que dejaba el marcador 45-44. Al descanso, Navarro sumaba 19 puntos por 13 de Rudy. La exhibición del escolta catalán continuaba y alcanzaba cotas inimaginables incluso para él, ya que cada era una obra maestra. Con un triple suyo sobre una pierna acababa el tercer cuarto y daba nueve puntos de ventaja a los catalanes (73-64). Llegaba el momento de descansar para el capitán y su papel fue bien suplido por Jasikevicius y Wallace, que anotaron dos tiros de tres puntos para dar la máxima ventaja a su equipo (81-66). El Madrid no había dicho aún su última palabra. Sergio Rodríguez cogió las riendas y con diez puntos casi consecutivos puso a los madridistas, a falta de cuatro minutos, a ocho puntos (86-78). Pero de nuevo volvió a aparecer Navarro para finiquitar el partido, poner en pie a todo el Palau y dejar al Madrid sin igualar el mejor arranque liguero de la historia.

 

UCAM Murcia, 68 – Asefa Estudiantes, 91

Los colegiales lograron una valiosísima victoria en su visita a Murcia que les acerca un poco más a la Copa. Los de Vidorreta fueron muy superiores en todas las facetas a los murcianos, que se mantuvieron en el choque solo cinco minutos, el tiempo que tardaron Germán Gabriel y English en entrar en juego y, con un parcial de 5-28, decantar el partido de su lado. En la segunda mitad, Quintana trató de cambiar el ritmo con una defensa zonal, pero ahí apareció Kuric, que cuajó su mejor partido como estudiantil con 22 puntos, para romperla con sus triples.

 

Herbalife Gran Canaria, 80 – FIATC Joventut, 50

Partido sin mucha historia que sirvió para que los canarios sellasen su pase matemático a la Copa del Rey y para que el público del Centro Insular homenajease a Savané en su regreso a las islas. Los locales imprimieron un gran ritmo desde el inicio y con un parcial de 13-0 rompieron ya el choque en el primer cuarto. La ventaja solo hacía que aumentar y al descanso ya superaba la veintena de puntos (41-20). Los dos cuartos restantes sirvieron para ampliar la renta y que la afición celebrase la clasificación para la Copa.

 

Cajasol, 94 – Blancos de Rueda, 57

Los fichajes del conjunto sevillano han encajado a la perfección en el engranaje de Aíto y el equipo lo ha notado en su juego y, sobre todo, en los resultados. En esta ocasión, el Blancos de Rueda nada pudo hacer ante el acierto local. Los vallisoletanos realizaron un buen comienzo de partido, pero la aparición de Sastre, que anotó tres triples en un minuto, dieron la vuelta al choque al término del primer cuarto (25-16). Ahí se acabó el encuentro. El dominio en el juego interior de Bogdanovic y Williams permitió a los locales lograr un parcial de 30-11 para escaparse definitivamente en el marcador y sumar su cuarta victoria de la temporada.

 

CAI Zaragoza, 81 – Uxue Bilbao Basket, 74

Los dos equipos luchaban por un triunfo que les clasificase para la Copa del Rey. Los zaragozanos jugaban también contra la historia, ya que nunca habían vencido al conjunto bilbaíno. La tensión estuvo presente durante todo el choque y casi no hubo diferencias en el marcador, llegándose al descanso 44-42. En la reanudación, los locales trataron de romper el partido, pero un parcial de 0-7 volvía a poner las tablas en el marcador. Quedaban diez minutos y todo por decidir. La aparición de Rudez fue clave para los locales, que supieron jugar mejor los instantes finales y cogieron una renta de cinco puntos, a falta de dos minutos, que resultó definitiva. El Bilbao tendrá que esperar para lograr sellar su billete a Vitoria.

 

Caja Laboral, 84 – Mad-Croc Fuenlabrada, 77

Los fuenlabreños pusieron en muchos aprietos a los locales, que tuvieron que emplearse a fondo para lograr su duodécimo triunfo. La tripleta formada por Feldeine, Mainoldi y Sené, que sumó 65, causó verdaderos estragos a los vitorianos, que tuvieron que esperar a los últimos minutos para romper, con un parcial de 8-0, el duelo, teniendo a San Emeterio como referente ofensivo con 20 puntos.

 

Valencia Basket, 82 – Unicaja, 64

Una gran defensa en la primera mitad y el acierto de Doellman (24 puntos) fueron suficientes argumentos para que el Valencia se llevase la victoria ante Unicaja, que volvió a acusar el cansancio de la Euroliga. Los taronjas fueron capaces, en los dos primeros cuartos, de maniatar el ataque malagueño, llegando al descanso con una cómoda ventaja (39-16). En la reanudación, los locales se relajaron, pero aún así, las rentas no disminuyeron y los valencianos lograron certificar su clasificación para la Copa del Rey.

 

Blusens Monbus, 71 – Lagun Aro, 60

Los gallegos, cuyo objetivo era la permanencia, quince jornadas después sueñan con clasificarse para la Copa del Rey, tras sumar su octavo triunfo ante el Lagun Aro. Los visitantes necesitados de triunfos entraron muy metidos en el choque, sobre todo Woods, que anotó 9 puntos en el primer cuarto. Antes del descanso, los de Sito Alonso llegaron a mandar por nueve puntos (23-32), pero los locales acortaron distancias para dejarlas en cinco puntos. El tercer cuarto provocó el cortocircuito ofensivo de los visitantes, que solo pudieron anotar cuatro puntos, lo que dio a los locales una cómoda ventaja (52-39) para afrontar con garantías los últimos diez minutos.

 

C.B. Canarias, 81 – Assignia Manresa, 78

Donaldson fue clave –22 puntos y 18 rebotes– para que su equipo sumase la quinta victoria y se distancien de los puestos de descenso. El partido fue muy intenso e igualado y no se decidió hasta los instantes finales. Al descanso se llegó con una mínima renta de dos puntos para los locales (44-42). La segunda mitad siguió por los mismos derroteros y cualquiera pudo llevarse el triunfo, pero los locales estuvieron más acertados en los instantes finales y el triple de DeVries en los instantes finales no entró, dejando la victoria en las islas.

 

Por Prada
Analista para JGBasket

Foto: Photo