Barcelona, Blusens, Estudiantes y Unicaja pelearán en la última jornada de la primera vuelta por clasificarse para la Copa del Rey. Los catalanes y gallegos dependen de ellos mismos para sellar su pase, aunque la emoción estará servida en el Palacio de los Deportes de Madrid donde los azulgranas se medirán al Estu, al que sólo le vale la victoria.

 

Valencia Basket, 113 – Uxue Bilbao Basket, 111

Un gran espectáculo que tuvo que decidirse en la prórroga, después de que Vasileiadis forzase el empate con un triple en el último segundo (101-101). Los taronjas comenzaron el choque con una presión asfixiante y un gran acierto en el tiro que le dieron una ventaja de diez puntos al final del primer cuarto (31-21). Hamilton y Mumbrú mantenían a los bilbaínos en el partido antes del descanso. En la segunda parte, Dubljevic (32 puntos) seguía inspirado y volvía a distanciar a los locales, pero Vasileiadis (27 puntos) no se quedaba atrás y con sus triples enganchaba a su equipo al encuentro y forzaba el tiempo extra. En la prórroga, los tiros libres resultaron determinantes para el desenlace del choque, los de Perasovic más acertados decantaron el duelo de su lado y consiguieron un triunfo que les asegura ser cabezas de serie en la Copa.

 

CAI Zaragoza, 79 – Mad-Croc Fuenlabrada, 74

Los locales dieron un paso casi definitivo para conseguir el billete para la próxima Copa del Rey. Sabedores de la importancia del choque, los de Abós salieron muy intensos atrás, corriendo con facilidad el contraataque, lo que les dio las primeras ventajas (26-15). En el segundo cuarto, a la excelente defensa zaragozana se sumó una gran efectividad en el triple, provocando su despegue en el marcador (40-17), pero antes del descanso llegó un atisbo de reacción visitante con un parcial de 0-9. La segunda mitad comenzó con un atasco ofensivo de los locales que dio alas a los de Trifón Poch, que se colocaron a seis puntos (46-40). El CAI volvió a meterse en el choque y conseguir volver a distanciarse en el electrónico al final del tercer cuarto (56-42). Todo parecía sentenciado, aunque, de nuevo, los fuenlabreños metieron el miedo en el cuerpo a los asistentes al Príncipe Felipe cuando se pusieron a tres puntos (77-74), pero hasta ahí llegó la remontada, ya que los zaragozanos sellaron la victoria desde el tiro libre.

 

Herbalife Gran Canaria, 70 – Unicaja, 63

Los canarios certificaron su condición de cabezas de serie en la Copa al sumar su duodécima victoria. El Unicaja se jugaba su presencia en la cita de Vitoria, pero tendrá que esperar a la próxima jornada para ver si logra su objetivo. El choque comenzó con un Sergi Vidal inspiradísimo, que anotó tres triples casi consecutivos, pero no eran suficientes para distanciar a los malagueños, que vieron como Toolson y Scheyer afinaban sus muñecas para dejar el choque al descanso 32-33. En la segunda mitad apareció el contraataque local, que tantas alegrías está dando este año a su afición, para poner la máxima ventaja (47-35). El último cuarto fue un querer y no poder de los de Repesa, que tendrán que apurar ante el Cajasol sus opciones de estar en la Copa del Rey.

 

Asefa Estudiantes, 68 – Caja Laboral, 72

El Estu se ha complicado su clasificación para la Copa del Rey con su derrota ante uno de los equipos más en forma de la Liga. Los colegiales, a pesar de ir a remolque gran parte del choque, no perdieron la cara al partido y llegaron con opciones a los instantes finales. Con un irregular English, Germán Gabriel llevaba las riendas ofensivas de los locales. La profundidad de banquillo vitoriana se hacía notar y, a falta de seis minutos, la ventaja era de nueve puntos (56-65), pero un parcial de 10-3 dejaba todo por decidir para el último minuto. Ahí, los de Tabak estuvieron más listos y Oleson certificó el triunfo desde la línea de tiros libres.

 

Real Madrid, 88 – FIATC Joventut, 77

El conjunto blanco acusó por momentos el cansancio de la última semana, con dos viajes a Alemania incluidos, y no pudo desplegar el juego de otras ocasiones, pero, a pesar de todo, se llevó la victoria. Los visitantes se mantuvieron en el choque hasta mediado el segundo cuarto (24-22). Fue entonces cuando los de Laso afinaron su puntería y se escaparon en el marcador antes del descanso (43-31). La Penya reaccionó tras el descanso y llegó a colocarse a cuatro puntos. Un tiempo muerto local despertó a los madridistas que llegaron con siete puntos de ventaja al último cuarto. Una renta inalcanzable para los verdinegros, que con su derrota dicen adiós a la Copa del Rey.

 

Blusens Monbus, 89 – Blancos de Rueda, 56

Los gallegos quieren seguir haciendo historia y dependerán de ellos mismos en la última jornada para clasificarse para la Copa. Esta jornada logró la victoria más abultada de su historia ante un Blancos de Rueda que parece haber perdido fuelle en las últimas semanas. Kendall y Mejri fueron los referentes ofensivos del equipo de Moncho Fernández. Desde el primer minuto, los locales sabían lo que se jugaban y no dieron ninguna opción a los vallisoletanos que, al descanso, ya perdían por 46-30. La segunda mitad siguió los mismos derroteros y el triunfo se quedó, con menos problemas de los esperados, en Santiago.

 

C.B. Canarias, 80 – UCAM Murcia, 68

En un partido igualado hasta el último cuarto, los canarios sumaron su sexto triunfo de la temporada, que les aleja un poco más de los puestos de descenso. Con todo por decidir se llegaron a los últimos diez minutos (52-49) y fue ahí cuando emergió la figura de Saúl Blanco que, con 24 puntos, realizó su mejor partido de la temporada, anotando dos triples en los minutos finales que rompieron definitivamente el encuentro.

 

Barcelona Regal, 98 – Lagun Aro, 50

El resultado lo dice todo. El Barça, que recuperó a Navarro, se paseó ante un Lagun Aro muy inferior, que nunca fue rival para los de Pascual. Desde el primer cuarto (30-17), la diferencia fue aumentando paulatinamente y los jugadores locales se repartieron los minutos y los puntos para sumar un triunfo que les acerca a Vitoria para disputar la Copa del Rey.

 

Cajasol, 67 – Basquet Manresa, 60

Importante victoria de los de Aíto ante un rival directo en la lucha por la permanencia. Tras un primer cuarto igualado, los locales cogieron una cómoda renta antes del descanso (40-30), guiados por la pareja Asbury-Holland. Los visitantes apretaron en defensa y con un gran Salva Arco (18 puntos) acortaron la ventaja (49-46), metiéndose de lleno en el partido con todo un cuarto por jugarse. Está claro que este no es el año de los manresanos en los partidos igualados, ya que, otra vez, volvieron a cometer errores en los instantes finales, lo que dio un valioso triunfo a los sevillanos, que ya sacan tres victorias al Manresa.

 

Por
Analista para JGBasket

PHOTO / A. Villalba