Los madridistas remontaron en el último cuarto su partido ante el segundo clasificado, el Caja Laboral, y ya sacan cuatro victorias a los vitorianos. Por su parte, el Lagun Aro ganó un choque vital ante el Fuenlabrada para apurar con opciones de salvación, metiendo en un aprieto a los madrileños.

 

Caja Laboral, 92 – Real Madrid, 100

Espectacular partido entre los dos mejores equipos de la liga regular. Los vitorianos fueron muy superiores en la primera mitad, con Nemanja y San Emeterio enchufados llegaron al descanso trece puntos arriba (52-39). Tras el descanso, comenzó el show de Rudy, que anotó 19 de sus 21 puntos en el tercer cuarto, lo que permitió a los blancos afrontar los últimos diez minutos con una desventaja de cuatro puntos (73-69). A pesar de la inspiración del alero mallorquín, los de Tabak llegaron a mandar por dieciséis puntos en ese periodo (68-52 y 70-54). El intercambio de triples entre los dos equipos predominó en el último cuarto, destacando el acierto de Carroll (25 puntos). En los minutos finales, la sangre fría de los de Laso, muy acostumbrados esta temporada a resolver partidos igualados, como el de hace unos días en Euroliga, les permitió llevar el choque y destacarse al frente de la clasificación.

 

Mad-Croc Fuenlabrada, 72 – Lagun Aro, 86

Importantísima victoria de los donostiarras en su lucha por la permanencia ante un rival directo, que se complica y mucho la vida. Los visitantes sentenciaron el choque en el último cuarto con un espectacular parcial (12-24), que les permitió, además de llevarse el triunfo, recuperar el basket average. La tensión del partido hizo que ambos equipos saliesen algo imprecisos y nerviosos. La igualdad estuvo presente durante la primera mitad (42-43), gracias al acierto de Mainoldi y Woods para cada bando. Con un tercer cuarto de tanteo, se llegó al último con todo por decidir (60-62). Un triple de Vega ponía en ventaja a los fuenlabreños, pero un parcial de 2-17 rompía el encuentro y daba a los visitantes una victoria vital que les sitúa a un triunfo de la salvación, que ahora marca el Fuenlabrada.

 

Valencia Basket, 81 – Asefa Estudiantes, 71

Los taronjas se llevaron el duelo entre dos equipos que aspiran a estar en los playoff por el título. Los de Perasovic comenzaron más entonados, con Kelati y Doellman como referentes, y se fueron al final del primer cuarto con una cómoda renta (24-13). La irrupción de Kuric (17 puntos) en cancha acortó las distancias y metió de nuevo a los suyos en el partido. En la reanudación, de nuevo Doellman cogió el papel de protagonista y su equipo afrontó los diez últimos minutos con una ventaja de nueve puntos (64-55), que, a la postre, resultaría definitiva, ya que los intentos estudiantiles de remontada resultaron infructuosos.

 

Uxue Bilbao Basket, 87 – Blancos de Rueda, 81

Trabajado triunfo de los locales ante un combativo equipo vallisoletano, que no se rindió hasta el final. Los de Katsikaris, con la cabeza puesta en la eliminatoria de la Eurocup, no pudieron reservarse para el choque del martes y tuvieron que emplearse a fondo, sobre todo el quinteto titular. Los visitantes aprovecharon el buen partido de Porta para lograr las primeras ventajas y llegar incluso a los nueve puntos de renta (23-32), pero fue entonces cuando apareció Zisis que, con ocho puntos consecutivos, equilibró el duelo antes del descanso (39-41). En la segunda mitad, los bilbaínos estuvieron a punto de romper el encuentro en varias ocasiones, pero el estado de gracia en el que se encuentra Nacho Martín lo impidió y no fue hasta el último minuto cuando un triple de Vasileiadis (85-77) certificó el triunfo local.

 

UCAM Murcia, 79 – FIATC Joventut, 80

Los de Salva Maldonado se meten de lleno en la lucha por los playoff tras su victoria en Murcia. La ausencia de Gaffney, MVP de la última jornada, por motivos extradeportivos pareció motivar a sus compañeros que entraron lanzados en el partido y consiguieron un parcial de 0-12. El primer tiempo muerto local dio paso a la remontada, con 11 puntos de Ragland. Los murcianos llegaron a mandar por siete puntos, pero los triples de Fisher dejaron la diferencia en un punto (42-41) antes del descanso. En la reanudación, los visitantes volvieron a escaparse en el electrónico y llegaron al final del cuarto, cinco puntos arriba (59-64). Los de Quintana reaccionaron y llegaron a empatar el choque, a 44 segundos del final, con un mate de Tillie. Savané anotó un tiro libre y los locales tuvieron la última posesión para ganar el partido, pero Lewis no acertó su primer lanzamiento y el segundo ya estaba fuera de tiempo.

 

Cajasol, 63 – Blusens Monbus, 71

Los gallegos igualan al Estu en el octavo puesto de la clasificación y pelearán, como ya hicieron en la primera vuelta, por acabar entre los ocho primeros y hacer historia. Satoransky anotó y dirigió a la perfección a los locales en el primer cuarto para concluir seis arriba (24-18). La falta de acierto de los sevillanos en los dos siguientes cuartos, sólo dieciocho puntos, fue un lastre demasiado grande, ya que afrontaron el último periodo con quince puntos de desventaja (42-57). En los últimos diez minutos, los puntos del base checo no fueron suficientes para darle la vuelta al marcador y la victoria se fue a tierras gallegas.

 

CAI Zaragoza, 69 – Herbalife Gran Canaria, 53

Los maños mostraron su poderío en el Príncipe Felipe y se consolidan, tras ganar a un rival directo, en puestos de playoff. Los de Abós realizaron una gran defensa, sobre todo en la segunda mitad. Tras un primer cuarto igualado, los canarios se colocaron seis puntos arriba (19-25), pero un parcial de 14-0 de los locales volteaba el electrónico. Toolson, tras el paso por vestuarios, acercaba a los visitantes a dos puntos (41-39). Norel y Roll se encargaron de poner, de nuevo, tierra de por medio (50-39). En el último cuarto, los canarios no consiguieron engancharse al partido, pero, al menos, sí salvaron el basket average.

 

C.B. Canarias, 81 – Barcelona Regal, 89

Los laguneros no pudieron cosechar su octava victoria consecutiva como locales, aunque vendieron cara la derrota. El Barça, de nuevo sin Navarro en la competición doméstica, tuvo a Mickeal como referente en el primer cuarto, mientras que Sekulic sostenía a los suyos en ataque. Con los dos equipos muy acertados en ataque se llegó al descanso (44-43). En la reanudación, Huertas marcaba el ritmo y daba a los azulgranas una ventaja de siete puntos (52-59). Los locales no tiraban la toalla y Saúl Blanco volvía a acercar a su equipo antes del final del tercer cuarto. Nada más comenzar el último periodo, los de Xavi Pascual intentaron romper el choque, tras una técnica a Donaldson, pero los locales seguían sin rendirse y, a falta de dos minutos, llegaron vivos (75-79). Fue entonces cuando el base brasileño del Barça finiquitó el choque con dos triples y una asistencia.

 

Basquet Manresa, 63 – Unicaja, 80

Los manresanos se complican la salvación, mientras que Unicaja, a pesar de su irregular temporada, sueña con alcanzar los playoff. Los locales empezaron dominando el duelo, con Asselin muy inspirado, lo que les valió para terminar el primer cuarto con ventaja (19-14). Un parcial de 0-18 en el segundo periodo, en el que los manresanos sólo anotaron cuatro puntos, dejaba encarrilado el choque para los de Repesa. Pero en la reanudación, DeVries y Laviña guiaron a los de Ponsarnau para anotar 31 puntos y recortar distancias hasta el 54-59. En los últimos diez minutos, los locales volvieron a sufrir un colapso ofensivo que aprovechó Unicaja para acercar a los suyos al octavo puesto.

 

Por
Analista para JGBasket

Photo / J. Izarra