Cada vez es más frecuente, ya desde infantiles, ver que utilizan defensas en –principalmente 2-3 ó 2-1-2–, lo que genera muchos problemas a los atacantes, que se atascan y no saben cómo abordar esas situaciones. Desde JGBasket ya hemos abordado en otras ocasiones los principios básicos y fundamentales para atacar defensas zonales, ahora nos centraremos en cómo hacerlo a través de sobrecargas.

Si bien es cierto que para nuestros jugadores es difícil atacar de inicio una zona, al desconocerla, tenemos que darles unas pautas básicas. En primer lugar, explicarles qué es ese tipo de . Para ello, es aconsejable que la conozcan y la entrenen, ya que es muy difícil abordar el ataque sin entrenarlo y sin que se haga bien la . En algunos casos, se les explica simplemente como atacarla y los entrenadores se desesperan porque ven que no obtienen resultados. Por lo tanto, aunque luego no se empleé como recurso defensivo en los , hay que entrenarla para poder atacarla.

En segundo lugar, nos encontramos, en la mayoría de los casos, con defensas muy cerradas y poco activas que conceden tiros al ataque desde media/larga distancia. Hay que hacerles ver a los jugadores que el siempre lo van a tener y que no lleguen y tiren, ya que ese es el objetivo de la defensa. Tienen que hacer trabajar a los defensores y buscar un desajuste a través de la circulación del balón y del movimiento de los atacantes. No basta con mover el balón de lado a lado porque eso facilita la defensa. También es bueno que cuando estén atascados busquen una penetración para fijar a varios defensores, generando ventajas a otro compañero.

Contando con estas premisas, vamos a centrarnos en sobrecargar el ataque. Recordemos que estamos hablando de un ataque para defensas 2-3 ó 2-1-2. Partiremos de una disposición de ataque 1-2-2. A partir de aquí, vamos a sobrecargar uno de los lados del campo. Podemos hacerlo de dos formas, en primer lugar, el puede decantarse con por uno de los lados y el alero de ese lado bajar a la esquina o bien que el base al alero y éste baje con a la esquina, ocupando el base su posición. Cualquiera de las dos opciones es válida, pero a mí me gusta más la primera, ya que evitamos que el alero se pueda quedar sin en la esquina, dificultando la salida del balón.

Opción 2 de inicioOpción 1 de inicio

Mientras el balón llega a la esquina, el pívot del lado contrario corta al poste alto, siendo importante que ocupe la intersección de la zona con la prolongación del libre y deja al defensor (X2) por detrás. El jugador de la esquina tiene, por tanto, tres opciones de pase. La más complicada es meter el balón al 5, ya que, en teoría, es el que mejor defendido estaría y sería, en muchos casos, meter el balón para luego tener que volver a sacarlo y estaríamos perdiendo unos segundos claves para el ataque.

Balón en la esquina

En caso de que el pase llegase a 4, tienes varias opciones. Primero, puede realizar un tiro cómodo de tres-cuatro metros. En segundo lugar, atacar por el lado contrario de donde recibe para finalizar. En caso de que le salga un defensor, podrá leer las ventajas. Si le sale X5, podrá jugar un 2c1 con el otro poste, que tendrá una situación de tiro cómoda cercana a canasta. En caso de que sea X3 el que salga, el alero del lado contrario tendrá que acompañar el movimiento de su compañero para ganar la espalda al defensor y tener un tiro fácil o una penetración.

Balón en el poste alto

Si el alero de la esquina decide sacar el balón fuera, insistiremos en que inviertan el balón de lado. Para ello, en este caso 3, saldrá a recibir si hace falta a siete/ocho metros, debido a que la intención es invertir sin arriesgar el pase. Una vez que reciba, empezarán los cortes consecutivos de los jugadores del lado contrario. El primero en cortar será 4 que caerá al poste bajo, luego le seguirá 5 que saldrá al codo del lado contrario y, por último, será 2 el que corte por línea de fondo para salir a la esquina. De esta manera, tendremos la misma disposición que antes. Al invertir el balón, la defensa puede haberse desajustado y tanto 3 como 2 pueden iniciar la penetración con bote para ver las ventajas que se han generado.

Inversión de balón

 

Por Prada
Periodista deportivo y superior de baloncesto
Gabinete comunicación JGBasket

Foto: FIBA Europe

Publicada el: 25 marzo 2015 13:16 pm