Con tres equipos por grupo clasificados para los cuartos de final, es el turno de las cábalas y de tirar de calculadora para saber qué rival puede ser más asequible para el cruce, pero eso no siempre funciona.

Francia, Lituania y Serbia lo van a tener más complicado para escoger, porque cuando ellos concluyan la última jornada de su grupo, quedará por disputarse los partidos del grupo F. España no está en su mejor momento, pero todas quieren evitarla. Por eso, el ser primero no asegura un rival, a priori, más sencillo.

La última plaza de este grupo, que da acceso a los cuartos, se la disputarán Letonia y Ucrania. Los letones son los que más fácil lo tienen, ya que con un triunfo se aseguran la clasificación.

Por su parte, España cumplió en su partido ante Finlandia y se la jugará a cara de perro ante una Italia ya clasificada. Croacia y Eslovenia también han hecho los deberes y sellaron su pase. Los de Orenga, incluso perdiendo, pueden pasar a cuartos siempre que Grecia no gane su choque.

Lo que aún queda por decidir es el puesto que, finalmente, ocupará cada selección. La victoria de España abre un abanico de probabilidades que dependerán de los resultados de los otros encuentros.

 

Por Víctor Escandón Prada
Periodista y entrenador superior baloncesto
Analista Eurobasket para JGBasket

Foto: FIBA Europe

[Visitas 10, visitas totales web 553598]