Sobre el papel, el All Star Game prometía y mucho, pero al final se quedó lejos de las expectativas. Las bajas de última hora de Simmons y Embiid por contacto estrecho con un positivo, las ausencias por lesión y la falta de interés de algunos jugadores hicieron que el partido nada tuviese que ver con el de las últimas temporadas y se convirtiese en un mero trámite.

El team LeBron fue muy superior al de Durant y se impuso claramente (170-150), con un Curry, totalmente recuperado de su lesión, en estado de gracia desde el triple y con un Antetokounmpo sublime, que logró el MVP con 35 puntos y un inmaculado 100% en tiros de campo –16/16, incluidos tres triples–. El alero griego se convirtió en el primer europeo en lograr este reconocimiento individual y lo hace en una temporada bastante irregular de su equipo. Con esta victoria, James consigue que su equipo siga invicto después de cuatro ediciones desde el cambio de formato.

Una de las grandes noticias del encuentro fue el debut después de catorce temporadas como profesional de Mike Conley, que entró a última hora sustituyendo a Booker. El base de los Jazz pudo cerrar una noche mágica ganando el concurso de triples, pero Curry le quitó el sueño en el último lanzamiento, repitiendo el título conseguido en 2015.

Desgraciadamente, el concurso de mates ha ido perdiendo protagonismo con el paso de los años, lejos quedan aquellos duelos para el recuerdo de Dominique Wilkins y Jordan,  la espectacularidad de Vince Carter, la plasticidad de Spudd Webb o la potencia de Zach Lavine y Aaron Gordon. En esta edición, en un formato muy reducido y en el descanso del partido de las estrellas, Anfernee Simons (Portland Trail Blazers) se impuso a Obi Toppin (New York Knicks), con un mate en el que intentó besar el aro, demostrando su impresionante salto vertical.

En el concurso de habilidades, Domantas Sabonis (Indiana Pacers) se sacó la espina de su derrota del año pasado y se impuso en la final a Nikola Vucevic (Orlando Magic), después de dejar en el camino a Julius Randle (New York Knicks) y Luka Doncic (Dallas Mavericks). El pívot lituano volvió a demostrar su versatilidad, dejando claro que este concurso no entiende de altura.

 

Por Víctor Escandón Prada
Periodista deportivo y entrenador superior de baloncesto
Gabinete técnico JGBasket

Foto: NBA Photo

[Visitas 9, visitas totales web 572950]