Este próximo sábado 22, y hasta el 30 de septiembre, España acogerá por primera
vez una trepidante competición: La 18ª Copa Mundial de Baloncesto Femenino que se celebrará en la isla de Tenerife con Tissot como cronometrador oficial.

La marca relojera suiza desempeña así un papel esencial: sin cronometrador, no hay competición.
Tissot y el deporte siempre han hecho buena pareja. Comparten un valor clave para
ambos: pasión por la eficacia y la presión.
El vínculo comenzó a forjarse cuando Tissot
entró en el campo del cronometraje en 1938 decidida a ser algo más que un nombre
en un cartel y a convertirse en parte esencial de los campeonatos.

Desde entonces, como cualquier buen deportista, Tissot se esfuerza día a día por mejorar su
rendimiento y busca sin descanso nuevas tecnologías para aportar resultados cada
vez más precisos a la escena deportiva. Por eso, desde 2008 Tissot es socio de FIBA
(Federación Internacional de Baloncesto). Esta alianza con un deporte tan
internacional como el basket subraya esta naturaleza dinámica de la marca y sus
valores de precisión y rendimiento es tal, que el pasado año consolidaron su
compromiso por 5 años más.

La marca relojera suiza, será testigo y actor clave de esta competición, en la que dieciséis selecciones de cinco confederaciones continentales pelearán por alzarse con el título de Campeón Mundial.

Mucha suerte a todos los equipos participantes.

Tissot ha sido nombrado Cronometrador y Socio Oficial de la NBA y FIBA,

 

Comunicación Tissot

[Visitas 19, visitas totales web 361515]