La mejor liga del mundo contará esta temporada con diez españoles en sus franquicias. Todo un récord que viene a refrendar los éxitos del baloncesto nacional en la última década y la crisis por la que atraviesa la ACB, que ve como, verano tras verano, aquellos jugadores, algunos cada vez más jóvenes, con un mayor potencial dan el salto a los Estados Unidos. Quizá, la precipitación por irse a una edad tan temprana a la NBA, les puede pasar factura como fueron los casos de Sergio Rodríguez y Víctor Claver. Esperemos que no pase lo mismo como los hermanos Hernangómez y Álex Abrines.

De nuevo, los hermanos Gasol serán los referentes de una decena de jugadores que tendrán un papel muy diferente en sus equipos. Pau ha fichado por San Antonio Spurs, el mejor equipo de la NBA, en cuanto a números, de los últimos quince años. Tiene el difícil papel de sustituir a Tim Duncan, uno de los mejores jugadores de la historia. Además, cuentan con una plantilla bastante veterana (el propio Gasol, Parker, Ginobili…), pero de la mano de un gran entrenador como Popovich y con el potencial de LaMarcus Aldridge y Kawhi Leonard estarán como siempre entre los favoritos.

Por su parte, Marc Gasol continúa en la franquicia que apostó por él desde su llegada a la NBA. Después de perderse los últimos meses de competición y los Juegos Olímpicos, el mediano de los Gasol está totalmente recuperado y quiere seguir superando metas en Memphis. Para ello, los Grizzlies han conseguido retener a sus principales referentes, sobre todo a Mike Conley, y aspiran, como mínimo a estar en playoffs, y, a partir de ahí, soñar con cotas más altas.

En el puesto de uno, con la llegada de Sergio Rodríguez, estarán los tres bases por los que apostó Scariolo en los Juegos Olímpicos de Río. Calderón, el más veterano con once temporadas en la NBA, ha fichado por unos Lakers en proceso de construcción tras la retirada de Kobe Bryant. El extremeño tiene la misión de aportar veteranía a una plantilla muy joven, que no se marca cotas en este primer año y en la que destacan Russell, Clarkson e Ingram. La llegada de Luke Walton al banquillo, tras su paso por Golden State como ayudante de Kerr, ha ilusionado a los aficionados que aspiran a ver un juego rápido, alegre y vistoso como el que realizan los Warriors.

En Minnesota, Ricky Rubio fue la gran apuesta hace un par de años, con un gran contrato, para poner a la franquicia entre los mejores. Hasta ahora, no ha sido capaz de conseguirlo y este año tiene, además, la competencia en su puesto de Kris Dunn. En teoría, el español será el base titular elegido por Thibodeau, pero los resultados en los primeros pueden marcar un punto de inflexión en el puesto de uno.

Después de seis temporadas en el Real Madrid, Sergio Rodríguez ha decidido que era el momento, tras una primera etapa en la que tuvo más sombras que luces, de regresar a la NBA. Llega a Philadelphia, el peor equipo de la pasada campaña, con sólo diez victorias. Los Sixers siguen sin fortuna, ya que, tras elegir a Simmons como número uno del draft, el ex de Louisiana State puede llegar a perderse incluso toda la temporada. Por su parte, el Chacho partirá desde el banquillo y tendrá carta blanca para hacer disfrutar a sus compañeros y al público.

El que ha cambiado de rol y puede dar un gran paso en su carrera es Serge Ibaka, después de estar en Oklahoma a la sombra de Kevin Durant y Russell Westbrook, su llegada a Orlando le puede servir para convertirse en el referente de una plantilla joven que aún no tiene muy claros sus objetivos, aunque esperan poder regresar a los playoffs después de cinco años ausentes, pero no lo tendrán fácil.

Mirotic afronta su tercera temporada en la NBA con un equipo totalmente nuevo respecto al año pasado, la marcha de referentes como Rose, Pau Gasol o Noah, ha sido suplida con creces por Rondo, Wade y Robin López, además de retener a su estrella: Jimmy Butler. Nikola tiene el reto de tratar de consolidarse en el quinteto titular y consolidar su gran tiro desde el perímetro. Su aportación será esencial para que su equipo pueda aspirar a estar entre los mejores. 

Los novatos

Los hermanos Hernangómez (Willy y Juancho) y Abrines afrontarán su primera temporada en la NBA con un único objetivo, ir ganando minutos poco a poco dentro de sus equipos. Willy llega a Nueva York a un equipo del que siempre se espera mucho, pero del que, según avanza la temporada, se van viendo sus carencias y empieza la desilusión de sus aficionados. Con el papel de estrella encarnado por Carmelo Anthony, la llegada de Rose o Noah pueden dar ese pasito al frente que tanto añora el público de la Gran Manzana.

La marcha de Kevin Durant de Oklahoma ha dejado un vacío enorme en la franquicia. Lógicamente, Abrines no ha llegado para cubrir ese hueco, pero sí se puede hacer con minutos ante la falta de un referente claro en el puesto de tres. Lo que tendrá que hacer es aprovechar sus minutos y dar muestras de su gran tiro para ir, poco a poco, ganándose el favor del entrenador.

El último en llegar ha sido Juancho Hernangómez. El ex de Estudiantes, después de ser elegido en el puesto 15 del último draft, se ganó un puesto en la plantilla de Denver tras sus grandes actuaciones en la Liga de Verano de Las Vegas. De momento y antes de empezar se ha ganado el respeto de su entrenador que lo ha comparado como “un semental salvaje” por su forma de jugador duro a la hora de atacar el aro, defender, rebotear… Si sigue así puede ser un gran año para él.

 

Por Víctor Escandón Prada
Entrenador superior baloncesto y periodista especialista en baloncesto
Gabinete técnico JGBasket

Foto: NBA Photo

[Visitas 14, visitas totales web 573011]