Hubo que esperar 72 horas, desde que finalizase la temporada regular de la Euroliga, para conocer al último clasificado y rival del Barça en cuartos de final. Los problemas derivados de la pandemia provocaron que toda Valencia estuviese en vilo, deseando una victoria del Panathinaikos, en el partido aplazado de la sexta jornada, que les asegurase estar entre los ocho mejores y la participación la próxima temporada, pero no pudo ser. El Zenit no desaprovechó la oportunidad y pasó por encima del conjunto griego para certificar su pase.

Los de Xavi Pascual, que se medirá a sus ex, cuentan con una plantilla con amplia experiencia en ACB –Will Thomas, Billy Baron, KC Rivers y Mateusz Ponitka–, en la que destaca un jugador con pasado azulgrana como es Kevin Pangos. El base estadounidense ha sido uno de los pilares del equipo ruso para conseguir esta clasificación, siendo fundamental en el último encuentro, anotando 33 puntos.

A priori, los azulgranas son claros favoritos, pero la defensa del Zenit, una de las mejores de la competición, será clave para poder controlar el potencial ofensivo de los de Jasikevicius que, en caso de superar la eliminatoria, se medirían en semifinales de al vencedor del choque entre el Armani Milán y el Bayern Múnich.

Por el otro lado del cuadro, el Real Madrid, que se impuso con contundencia en la última jornada al Fenerbahçe, concluyó, finalmente, en sexto lugar, quedando emparejado en cuartos, con el factor cancha en contra, al Anadolu Efes. Los turcos, capitaneados por Shane Larkin y Vasilije Micic, han ido de menos a más en la competición y aspiran a jugar la Final Four después de que la temporada pasada, por culpa de la pandemia, no se celebrase cuando eran líderes de la liga regular y claros favoritos.

El conjunto dirigido por Pablo Laso que, después de muchas temporadas, no parte como favorito, tratará de sacar a relucir su mejor versión en un cruce que se le ha puesto más cuesta arriba con la marcha de Deck a la NBA. Jugadores como Abalde, Laprovittola, Alocén o Taylor tienen que dar un paso al frente si los madridistas quieren tener alguna opción. Además, la presencia de Tavares en pista será clave, por lo que el pívot tendrá que cuidarse mucho de cometer faltas innecesarias.

El último cruce de cuartos enfrentará a dos de los últimos campeones, CSKA y Fenerbahçe lucharán por estar en Colonia. El equipo turco, que ha tenido una temporada bastante irregular, tratará de aprovecharse de los problemas internos de los rusos, que han visto alterada su trayectoria por el conflicto entre Itoudis y su gran estrella, Mike James, que ha acabado con el despido del base estadounidense.

 

Por Víctor Escandón Prada
Periodista deportivo y entrenador superior de baloncesto
Gabinete técnico JGBasket

Foto: Euroleague Photo

(Visited 1 times, 2 visits today)