El San Pablo Burgos sigue haciendo historia. En tan solo cinco años de vida, ha pasado de jugar en LEB Oro a levantar su primer título continental, la Basketball Champions League. En una final a ocho espectacular, en la que realizó un gran baloncesto, se impuso en la final al gran favorito y anfitrión, el AEK de Atenas.

Los de Peñarroya, que entraron al partido nerviosos, imprecisos y atenazados, fallando tiros fáciles y no encontrando su juego, veían como los griegos, liderados por Keith Langford –MVP de la competición en la temporada regular– y Tyrese Rice, empezaban a romper el choque (14-24).

El San Pablo Burgos, a pesar de ser novato en estas lides, no se amilanó gracias, en parte, a la experiencia de jugadores como Cook, Renfroe y McFadden –MVP de la fase final–, ajustaron la defensa y, a base de triples, realizaron un segundo cuarto para enmarcar, yéndose trece puntos arriba al descanso, con un parcial de 35-12. Mención especial merece Miquel Salvó, que pasó de apenas jugar en los dos primeros partidos a realizar una final soberbia, en la que anotó 12 puntos y capturó 3 rebotes.

El paso por vestuarios no restó eficacia a los burgaleses desde la línea de tres puntos – 17 de 35 para un increíble 48,6%– lo que les permitió seguir ampliando la ventaja hasta llegar a los veinte de diferencia (68-48). Quedaban solo diez minutos para hacer historia y, aunque la renta parecía suficiente, no había margen a la relajación. Los griegos no se iban a rendir y los triples de Lojeski y Chrysikopoulos junto a una bandeja de Rise, reducían la diferencia a doce puntos (75-63) con seis minutos por jugarse. Tocaba sufrir. Los minutos pasaban y los errores por parte de ambos equipos se sucedían. El tiempo corría a favor del Burgos. Un triple de Rabaseda daba la puntilla a los anfitriones.

Con un equipo renovado, comparado con aquel que alcanzó las semifinales de la liga ACB en junio, Burgos llegó a Atenas a disputar la fase decisiva de la competición, aplazada por la pandemia la temporada pasada. Sin hacer ruido y con las buenas sensaciones dejadas en las tres primeras jornadas de liga, los burgaleses vencieron con claridad en el cruce de cuartos al Hapoel Jerusalem por un contundente 92-65. En semifinales esperaban los franceses del Dijon, a los que superaron con una gran primera parte. Peñarroya, capaz de grandes gestas como la Copa del Rey que logró como jugador con Manresa, lo había vuelto a hacer y había metido al equipo en la gran final.

El San Pablo Burgos no fue el único equipo español que disputaba esta final a ocho, ya que por el otro lado del cuadro, Iberostar Tenerife, campeón de la competición en 2017 y finalista en 2019, y Casademont Zaragoza se midieron en cuartos, con victoria para los zaragozanos por un ajustado 87-81. En semifinales, no tuvieron ninguna opción y cayeron con contundencia ante el AEK. En un partido intrascendente en la lucha por el tercer y cuarto puesto, perdieron ante el Dijon.

Video 5 mejores jugadas  McFadden, Langford y compañia. Final Basketball Champions League 2019-2020

Video highlights: Final San Pablo Burgos vs AEK Atenas. Final Basketball Champions League. 2019-2020

 

Video: Hereda San Pablo Burgos v AEK – Partido condensado – FINAL – Basketball Champions League 2019-20

#BasketballCL

 

Cuadro de resultados Final a Ocho

Cuartos de final

  • Hapoel Jerusalem, 65–Hereda San Pablo Burgos, 92
  • Türk Telekom, 82–JDA Dijon, 83
  • ERA Nymburk, 82–AEK Atenas, 94
  • Casademont Zaragoza, 87–Iberostar Tenerife, 81
  • Semifinales
  • Hereda San Pablo Burgos, 81– JDA Dijon, 67
  • AEK Atenas, 99– Casademont Zaragoza, 75

Tercer y cuarto puesto

  • JDA Dijon, 70– Casademont Zaragoza, 65

 

Final

  • Hereda San Pablo Burgos, 85– AEK Atenas, 74

 

Por Víctor Escandón Prada
Periodista deportivo y entrenador superior de baloncesto
Gabinete técnico JGBasket

Foto: FIBA

 

Video completo Final Basketball Champions League 2019-2020. San Pablo Burgos vs AEK.

[Visitas 19, visitas totales web 578151]