Estaba claro que era una fase final excepcional. Nada ha sido normal estos últimos meses y la vuelta de la ACB no iba a ser menos. La gran sorpresa ha sido la clasificación histórica de Burgos para las semifinales donde se medirá al Barça. El otro finalista saldrá del duelo entre Valencia y Baskonia.

Algunos equipos como Zaragoza han afrontado el regreso con plantillas muy mermadas y otros, como Tenerife o Bilbao, no han dado el nivel que se esperaba de ellos. Lo mismo ha pasado con el Real Madrid, el actual campeón, muy irregular toda la competición, ha quedado eliminado a las primeras de cambio. Un resultado inesperado que puede acelerar alguna salida y cambiar la planificación de la próxima temporada.

En el grupo A, Barcelona y Baskonia hicieron los deberes antes de la última jornada, y con la clasificación en el bolsillo, dieron minutos a los menos habituales para llegar lo más descansados posibles después de una semana muy intensa. Ambos equipos se han visto favorecidos por el parón, ya que han recuperado jugadores muy importantes, sobre todo los vitorianos con la vuelta de Vildoza y Granger.

A las puertas de las semifinales se quedó el Unicaja, que ha jugado a un gran nivel, pero que cayó, en el último suspiro, por un punto ante los vitorianos después de tener el partido controlado. Por su parte, Bilbao, Joventut e Iberostar se quedaron pronto sin opciones, aunque estos dos últimos acabaron con buen sabor de boca tras ganar a Barça y Kirolbet.

En el otro grupo, sobre el papel, había dos claros favoritos, Valencia y Real Madrid, pero los pronósticos no siempre se cumplen. La gran igualdad existente hizo que hasta cinco equipos tuviesen opciones de clasificarse en la última jornada. Solo dos dependían de sí mismos, Gran Canaria y Valencia que se medían. Los insulares, después de verse casi eliminados tras su derrota ante Zaragoza, se vieron favorecidos por el resto de resultados y llegaron con una última bala en la recámara, pero no pudieron superar a los anfitriones, que fueron muy superiores.

La victoria taronja, además de eliminar al Real Madrid, clasificaba para semifinales a Burgos, que se había impuesto, previamente al MoraBanc Andorra, en un partido en el que el vencedor, siempre y cuando ganasen los valencianos, lograría el pase a la siguiente ronda. Al final, los burgaleses, muy merecidamente por el brillante juego desplegado durante toda la competición, pelearán por el título.

 

Por Víctor Escandón Prada
Periodista deportivo y entrenador superior de baloncesto
Gabinete técnico JGBasket

Foto: ACB Photo

[Visitas 45, visitas totales web 629573]