A menudo se resalta la importancia del baloncesto, especialmente de formación, por los valores que lleva intrínsecos en su naturaleza. Desde permitir aprender a formar parte de un equipo, a entender lo que son y significan el compromiso, el esfuerzo, el pensar antes por el otro que por uno mismo, la disciplina, la entrega, la pasión, levantarse de cada caída y aprender a no rendirse nunca. Pero, ¿qué podemos decir de la inclusión? Sí, el baloncesto es también inclusivo.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

El viernes 6 de Abril se estrenó en las salas de cine ‘’, la nueva película del director logrando convertirse en el mejor estreno español del año con dos millones de euros de recaudación en su primer fin de semana. Una película en la que Marco, interpretado por Javier Gutiérrez, es un entrenador de un equipo profesional que es obligado a dirigir a un equipo de discapacitados intelectuales. Todo ello tras ser expulsado de su club en el que ejercía de ayudante por enfrentarse al primer entrenador en medio de un partido llegando a la agresión física.

Su perfil inicial es el de un hombre violento, que no da su brazo a torcer, piensa que tiene razón y trata de imponerla por encima de la de los demás sin ningún tipo de respeto en sus gestos y palabras. El, por desgracia, “’típico’ entrenador broncas que se deja llevar por su egoísmo, que quiere ser protagonista y que no escucha a nadie convencido de que sus razonamientos son los únicos e inequívocos. Una persona a la que la vida le da una gran lección y que, tras perder su trabajo y tener un accidente por conducir por encima de la tasa permitida de alcohol, es obligado a ponerse al mando de un grupo con discapacidad intelectual. Un conjunto de personas que acuden a sus sesiones de entrenamiento vestidos con sus equipaciones, zapatillas y las ganas de esforzarse con las que llega a la cancha cualquier equipo de los que consideramos “normales”.

Aquí es donde comienza una de las grandes reflexiones que plantea la película, ¿qué es lo normal? ¿Quién lo es? El actor Javier Gutiérrez reflexionaba en una entrevista para Clapp sobre nuestra capacidad de hacer cosas que nos hacen considerarnos por encima de las personas, en teoría, con discapacidad. ¿Acaso somos los demás capaces de todo? No hay que pensar en grandes hazañas, pensemos en cómo a veces lo que más nos cuesta es decir lo que realmente sentimos y pensamos, algo en lo que, de estas personas con supuesta discapacidad, tenemos muchísimo que aprender. Y así lo muestra la película, en la que su sinceridad, espontaneidad y lealtad son tan auténticas que emocionan.

Sin duda, uno de sus puntos fuertes es la manera en la que normaliza y visibiliza a este colectivo. Un grupo de gente que, por algún motivo, se ha decidido socialmente que deben permanecer en la sombra, escondidos, camuflados y ocultados. Imagínense en pantalla. En un momento en que cada persona que sale en televisión, especialmente si es mujer, ha de cumplir una serie de cánones, éstas personas parecen no existir. Sin embargo, en ‘Campeones’, las vemos trabajar, plantando plantas, esperando al autobús, viajando en transporte público, bañándose en la playa, manteniendo conversaciones y, sí, jugando al baloncesto. Y de la forma más sana posible. Tanto, que no sólo les afecta a ellos, en sus día a día, sino también a los familiares y amigos que acuden a ver sus partidos, unos encuentros en los que también se celebran las canastas y victorias de los contrarios. ¿Cuántas veces vemos esto en un partido de baloncesto profesional?

Javier Gutiérrez afirma creer que “es importante que no perdamos de vista que son personas como nosotros, con las mismas inquietudes, los mismos deseos y con las mismas necesidades”, verles en una sala de cine realizando las mismas actividades que los que nos consideramos “nosotros” se convierte en una bofetada en la cara. ¿Y qué pasa con el humor? En la película se convierte en una herramienta más con la que normalizar la discapacidad intelectual. ¿Acaso no pueden reírse o, mejor aún, reírse con nosotros y nosotros con ellos?

A lo largo del largometraje se pone en valor la forma en la que el baloncesto es capaz de sacar la peor y mejor versión de cada uno. En el inicio, Marco lleva el espíritu competitivo a tal extremo que le devora por dentro, cambiándole el carácter, convirtiéndole en patético dejando de lado sus altísimas cualidades como entrenador. Sin embargo, es precisamente el mismo deporte en el

que, acompañado del nuevo equipo, le transforma dejando de ser un hombre gruñón, borde y egoísta a personificar los valores de un entrenador que no se piensa mejor que sus jugadores, sino que les escucha y se esfuerza por descubrir qué es lo que cada uno necesita para sacar lo mejor de él, no con afán de que compita mejor, sino para que pueda disfrutar mas. El espectador visiona la película desde su punto de vista, en instantes sorprendiéndose y, también, emocionándose.

Y qué bonita es la emoción que incluye, el deporte que incluye y el cine que incluye. “Si hay algo de lo que he aprendido en esta peli es que la mayoría de las personas con discapacidad que han trabajado en ella es que dan auténticas lecciones de amor, de afecto, de cariño, de entrega, de en el otro de la que tenemos mucho que aprender” reconocía Javier Gutiérrez. Y es que la inclusión pasa también por ser lo suficientemente humildes como para reconocer en el otro aquello de lo que podemos aprender. Los actores y actriz que interpretan a los miembros del equipo de discapacitados lo son en la vida real y llegaron al largometraje tras un intenso proceso de casting con un magnífico resultado.

Y es que, bienvenido sea el cine entretenido que permite acercar a la sociedad a historias tan auténticas y emotivas como esta. Y bienvenido sea también el deporte que ha permitido reunirnos a todos a verla, a darnos cuenta de que el baloncesto que tanto nos gusta y ayuda, lo hace de igual forma a las personas con discapacidades y que, en definitiva, lo importante no es ganar sino “intentar superar los obstáculos que se le presentan a uno en el partido de la vida”.


Periodista, realizadora audiovisual y jugadora de baloncesto.
Colaboradora JGBasket

 


Trailer oficial de la película “Campeones” 2018

Publicada el: 9 Abr de 2018 @ 18:12