En muchas ocasiones exigimos a nuestros jugadores que conozcan el reglamento y nos enfadamos cuando cometen alguna infracción, pero ¿se lo enseñamos en los entrenamientos?, ¿conocemos los entrenadores los cambios que se producen al comienzo de cada temporada?

Las reglas son básicas para el desarrollo del juego y, quizá, no le damos la importancia que tienen. Por eso, Javier Paz, árbitro y entrenador, ha compartido su visión con los jugadores del Campus, acercándoles al reglamento y resolviendo las dudas que pudiesen tener, pero antes quiso recalcar la importancia del árbitro en el baloncesto, ya que “sin él no se podría jugar”.

El trato que los jugadores tienen que tener con el colegiado tiene que ser “cordial y respetuoso”. A nadie le gusta que le griten y los árbitros no son una excepción. Al igual que los jugadores, ellos también pueden fallar. Los jugadores no deben tratar de engañarles y tienen que ser honestos, evitando fingir para lograr su objetivo.

Los jugadores tienen que dedicarse a jugar y dejar que sea su entrenador el que dialogue con el árbitro. Lo que no podemos pretender es que, “si nuestros jugadores nos ven todo el tiempo protestando en vez de dirigir, no lo hagan ellos también”. Por eso, hay que formar a los jugadores desde el respeto y la educación. Son muy absorbentes y todo lo que ven, lo copian.

El cilindro defensivo, el campo atrás, los pasos en la NBA o los que hace Navarro y no le pitan… Numerosas dudas que se fueron resolviendo con situaciones prácticas donde los jugadores pudieron incluso ver la diferencia entre rodar por el suelo y deslizarse para evitar que nos piten pasos.

La próxima vez que el árbitro pite y veamos a nuestro jugador desconcertado porque no sabe lo que han señalado, debemos preguntarnos si le hemos enseñado las reglas suficientes para poder jugar al baloncesto sin restricciones. El Campus JGBasket ha aportado su granito de arena para que no anden tan perdidos.

 

Gabinete Comunicación Campus JGBasket

 

[Visitas 58, visitas totales web 556732]