Comienzan los Juegos Olímpicos para España. Después de una preparación en la que ha cosechado siete victorias y una derrota, puede parecer, sobre el papel, que llegan bien a la cita londinense, pero, por el contrario, estos encuentros para lo que han servido es para generar muchas dudas, sobre todo, en el aspecto físico de los jugadores.

Sergio Rodríguez y Marc llegan tocados. El pequeño de los Gasol lleva más de dos semanas sin jugar y no se sabe cuál será su rendimiento, mientras que Chacho, que hace unos meses ni entraba en las quinielas para ir a Londres, se ha convertido en una pieza clave y su ausencia se notó y mucho frente a los Estados Unidos.

Un partido frente a los norteamericanos que fue como muchas películas de Hollywood, contó con un tráiler espectacular, en el que se hablaba de la revancha de Pekín, de la futura final en los Juegos Olímpicos, de los 20 años del Dream Team, todos los ingredientes necesarios para vivir un gran encuentro, pero el guión decepcionó. Tras diez minutos interesantes, se fue perdiendo la emoción y el desenlace cayó del lado estadounidense.

Ahora llega el momento de la verdad, nada de lo anterior cuenta y hay que refrendar el favoritismo que ostenta la selección española con hechos. Parece que la medalla ya está hecha, pero no se puede menospreciar a ningún rival y si no que se lo digan a la selección de fútbol que partía como clara candidata al oro y ya ha perdido su primer encuentro. Además, en la preparación, España se ha enfrentado a dos de sus rivales del Grupo B, Gran Bretaña y Australia, que le han puesto las cosas muy difíciles en sus partidos. Brasil puede ser el tapado del grupo, ya que cuenta con una selección de gran calidad y plantó cara, recientemente, hasta los minutos finales a los Estados Unidos. Por su parte, Rusia cuenta con una gran selección y viene ya bastante rodada tras conseguir su clasificación en el preolímpico.

El primer rival de España será China, a priori, el conjunto más asequible del grupo y al que la selección le tiene cogida la medida en las últimas grandes citas. Además, el equipo asiático cuenta con un bloque muy joven y sin apenas experiencia, lo que le hace ser una incógnita porque no se sabe cómo reaccionará en los Juegos.

Se pueden hacer muchas cábalas y conjeturas sobre cuál será el papel del equipo de Scariolo en Londres, pero lo que está claro es que si España es España y muestra sus señas de identidad puede aspirar a todo. No hay que olvidar que actualmente la selección tiene cuatro internacionales jugando en la NBA (Calderón, Marc, Pau e Ibaka) y Claver pondrá rumbo a los Estados Unidos cuando acabe la competición. Además, Rudy, Navarro y Sergio Rodríguez también han pasado por la gran Liga Americana. Por tanto, a los españoles no les falta ni calidad ni experiencia. A ello, hay que sumar los grandes éxitos cosechados en los últimos años. Una gran mezcla que hace que los aficionados depositen su confianza y tengan muchas esperanzas puestas en este gran equipo.

[fblike style=»standard» showfaces=»false» width=»450″ verb=»like» font=»arial»]

Por Víctor Escandón Prada
Analista JGBasket Juegos Olímpicos Londres 2012

Publicada el: 28 julio 2012 11:26 am

(Visited 1 times, 1 visits today)