Terminó la regular season de la , y tras unas últimas semanas repletas de tensión, y emoción, ya se conocen los 16 equipos que aspiran a obtener el codiciado anillo de campeón de la , y tratar de desbancar del trono a los actuales campeones, los , que por otro lado, siguen siendo considerados como los claros favoritos para revalidar el título. Ya desde primera ronda podremos disfrutar de enfrentamientos de alto voltaje que auguran series largas, e intensas, no aptas para cardiacos, pero que harán las delicias de todos los aficionados a este maravilloso deporte.

CONFERENCIA ESTE

Miami Heat-Milwaukee Bucks. Aunque el eléctrico base Brandon Jennings augura que su equipo se llevará la eliminatoria en 6 partidos, hay muy pocos que apuestan porque el equipo de Wisconsin de la campanada. La superioridad física, y de calidad de los Heat viene acompañada por una mayor profundidad de banquillo, las figuras de Allen, Andersen, o los peligrosos Battier, o Miller, ayudan al trío formado por Bosh, Wade, y ¿el posible? MVP, Lebron James. Larry Sanders no parece cerrojo suficiente para la defensa de los Bucks, que esperarán la inspiración de su dupla anotadora Jennings-Ellis para conseguir imponerse en algún partido.

New York Knicks-. Primer gran duelo de altura entre dos equipos míticos. A nadie se le escapa la gran temporada de unos Knicks hambrientos de gloria, que quieren volver a revivir los mejores tiempos de la franquicia, de la mano de Carmelo Anthony, máximo anotador de la NBA, el nivel ofensivo de este equipo es muy alto, siendo capaz de dinamitar los partidos desde el perímetro. Por si fuese poco, cuentan con JR Smith, un agitador de partidos de segunda línea, que seguramente gane el galardón de sexto hombre, y que es un anotador compulsivo. El conjunto de Doc Rivers vuelve a ser considerado un peligro a evitar a estas alturas de competición, aunque muy mermados por las lesiones, especialmente la de Rondo, siguen contando con jugadores de gran calidad como Bardley, o Jason Terry, que se unen a los siempre peligrosos Garnett, y Pierce. Knicks debería imponerse, pero, ¿Alguien se puede fiar teniendo a los Celtics enfrente?.

Indiana Pacers-. Quizás la eliminatoria más “aburrida” para el aficionado, con dos equipos cuyas filosofías de juego no son muy atractivas para el gran público. Sin embargo, presenciaremos duelos muy interesantes como el de Hordford, y Smith contra el gigante Roy Hibbert, dueño y señor de la zona en Indiana. El equipo de Frank Vogel cuenta con una ligera ventaja, y no sólo la de campo, Paul George ha sabido suplir a la perfección la baja de Danny Granger, y ha estado acompañado por un gran Hill, un complemento perfecto. La estructura defensiva de los Pacers parece superior, aunque no será la primera vez que Atlanta casi consigue algún milagro inesperado en playoff.

Brooklyn Nets-. Eliminatoria de alto voltaje entre dos equipos muy igualados en cuanto a potencial. A pesar de no disponer de la ventaja de campo, los Bulls se presentan ofreciendo mejores sensaciones, su electricidad, y solidez han tumbado a equipos como los Heat, o Knicks, demostrando ser capaces de cualquier cosa. Nate Robinson, Bellinelli, Hamilton, y compañía se muestran más sólidos, y regulares que Deron, y Joe Johnson. Y en la pintura la superioridad ofensiva de la dupla Boozer-Noah parece superior a la de Brook López-Evans. Atractiva, e igualada, esta puede ser una de las series más largas, y eso que los Bulls siguen sin contar con el factor , aún ausente.

CONFERENCIA OESTE

-Houston Rockets. Primer escollo para el gran aspirante a destronar a los Heat. Duelo entre dos equipos con una gran facilidad para anotar, sin embargo en el plano defensivo esa igualdad no es tal, dado que los Rockets presentan graves lagunas que serán aprovechadas por Durant, Westbrook, Martin, y compañía. La inspiración de , y los momentos lúcidos de Lin pueden mantener algo igualada esta eliminatoria, aunque no parece muy probable que así sea. El duelo en la pintura también parece desigual, Perkinks-Ibaka no tendrán gran oposición en la figura de Omer Asik, aunque la evolución de este jugador es para seguir de cerca en el futuro.

San Antonio Spurs-Los . Sangre, sudor, y lágrimas es lo que ha tenido que sufrir el equipo angelino para acceder a playoff, consiguiendo el billete in extremis en el último partido de la temporada. Y es que el precio que han pagado con la lesión de Kobe Bryant es muy alto, el paso adelante de sus dos pilares Howard-Gasol ha sido determinante para que la debacle no se confirmase, y las actuaciones de Blake han ayudado a reconducir la dirección de juego que no tenía un rumbo claro. La vuelta de Nash no sabemos si será del todo positiva para los intereses de Lakers, dado que Tony Parker puede destrozarlo en ambos lados de la pista. La veteranía de Ginobili, o Duncan harán estragos en la defensa angelina. Y es que el equipo de D´Antoni juega a impulsos, siempre por detrás del marcador, y hay que recordar que la gestión de los partidos de Popovich suele ser de manual.

Denver Nuggets-Golden State Warriors. Eliminatoria muy divertida la que nos ofrecerán estos dos conjuntos, cuyo gusto por el juego ofensivo rápido marca la filosofía de sus franquicias. El que consiga obtener mayores porcentajes se llevará el gato al agua. El talento por metro cuadrado será muy alto, y los duelos Lawson- Curry, y Klay Thomson-Iguodala, pueden ser tremendos. El único pero es la mayor profundidad del equipo de Colorado, que cuenta con una rotación interior mayor, y de más calidad, con McGee, Mozgov, y Faried. A pesar de la lesión de Danillo Gallinari, Denver debería solventar la eliminatoria, aunque las asombrosas actuaciones del joven Curry hacen que no se pueda descartar cualquier tipo de sorpresa.

Los -Memphis Grizzlies. El gran duelo de la conferencia Oeste vuelve a enfrentar a estos dos equipos un año más. La igualdad es máxima, y los pequeños detalles marcarán que la balanza se incline hacia un lado u otro. La enorme capacidad de crear juego de Chris Paul se las verá con una de las defensas más sólidas de la liga, en la que hasta tres jugadores optan al premio de mejor defensor del año en la NBA, Mike Conley, Tony Allen, y . Y es que Lionel Hollins ha encontrado la fórmula perfecta para que la dinámica del equipo mejorase tras la marcha de Rudy Gay, ahora todos los jugadores se sienten más participativos en el juego colectivo del equipo, y eso se nota a la hora de tener mayor confianza en pista. El factor decisivo será Zach Randolph, cuya aportación, no sólo en ataque será determinante para desactivar a Blake Griffin. La defensa de los Memphis deberá estar pendiente de actores secundarios de calidad como Billups, Butler, o sobre todo, Jamal Crawford.

 

Por Alex Senra del Cerro
Analista NBA para JGBasket