España afronta uno de los mayores retos de su historia en el Mundial que se disputará en Tenerife del 22 al 30 de septiembre. La selección de Lucas Mondelo, clara favorita a pelear por las medallas, quiere en el pódium después de lograrlo en los últimos cinco campeonatos –dos oros y un bronce en el Eurobasket, una plata en los Juegos Olímpicos y otra plata en el último Mundial–. Hay que esperar que el jugar en casa no les pese y puedan alcanzar su objetivo, ya que todos conocemos el fracaso que vivió la selección masculina en 2014. Seguro que eso, les ha servido para no relajarse y afrontar todos los partidos con cautela.

La selección española está compuesta en Tenerife por: Laia Palau, Silvia Domínguez, Queralt Casas, Cristina Ouviña, Anna Cruz, Alba Torrens, Marta Xargay, Belén Arrojo, Astou Ndour, Laura Nicholls, Laura Gil y Bea Sánchez. Un bloque que se mantiene respecto a otros campeonatos, que ha hecho una fase de preparación inmaculada, pero que ha sido difícil de configurar hasta última hora por los problemas físicos que arrastraron hasta última hora, jugadoras importantes como Torrens o Silvia Domínguez, a los que hay que sumar la baja de Sancho Lyttle, que se rompió en julio el ligamento cruzado de la rodilla.

Ya está todo preparado y el debut será ante Japón. Una selección que por nombre parece asequible, pero que se ha ganado el respeto en los últimos años y que ha disputado varios amistosos, durante esta preparación, frente a España, poniéndole las cosas muy complicadas, venciendo en uno de los duelos por un solo punto y en otro, decidiéndose en la prórroga. El grupo C lo completan, Bélgica, bronce en el último Eurobasket, y con un potente juego interior y Puerto Rico, a priori, el rival más fácil del grupo.

El objetivo en esta primera fase es claro, pasar de primeras y evitar el cruce de octavos de final, aunque si los pronósticos se cumplen, esperaría Estados Unidos en semifinales. El grupo A lo componen Francia, Canadá, Grecia y Corea; en el B están Australia, Turquía, Argentina y Nigeria, mientras que el D está integrado por Estados Unidos, Letonia, Senegal y China.

Sin lugar a dudas, Estados Unidos es la gran favorita para lograr el oro, con un equipo plagado de estrellas, en el que, junto a dos veteranas como Sue Bird y Diana Taurasi, sobresalen jugadoras de la talla de Kelsey Plum y Breanna Stewart, conformando un equipo temible y muy complicado de batir.

Entre la terna de candidatos a medalla, además de España, estarán como vienen siendo habitual en los últimos campeonatos, Francia y Australia. Aunque ya se sabe, en los Mundiales siempre suelen darse sorpresas y surgir algún equipo revelación.

 

Por Víctor Escandón Prada
Periodista deportivo y entrenador superior de baloncesto
Gabinete comunicación JGBasket

Foto: FIBA

(Visited 1 times, 1 visits today)