Nueva jornada de la primera fase de la Euroliga, y, como cabía de esperar, muy pocas sorpresas nos ha deparado. Los favoritos de todos los grupos siguen con paso firme imponiendo su ritmo, con las miras puestas en la segunda fase, momento en el cual los equipos aspirantes deberán mostrar todo su potencial para alcanzar cotas mayores.

En el GRUPO A, el conjunto de Pablo Laso no tuvo mucha piedad del Mapooro Cantú, en el regreso a las pistas de uno de los líderes del equipo, Sergio Llull, quién con la nueva renovación bajo el brazo, guió a los suyos a una nueva victoria. En uno de los partidos más atractivos, el Fenerbahce se deshizo de un gris Panathinaikos, que acusó la falta de profundidad en la plantilla de este año. En Rusia, el Khimki dio un paso importante al derrotar al Union Olimpia, rival directo en su lucha por esa última plaza, que le permita el acceso a la siguiente fase.

En el GRUPO B, con más sufrimiento de lo esperado, el Unicaja de Málaga, dirigido por Jasmin Repesa obtuvo una victoria más que importante, que le afianza en los puestos altos de su grupo. Simon, y Calloway ejecutaron al aguerrido conjunto alemán del Alba de Berlín. Hubiese supuesto una debacle otra derrota del Montepaschi, pero el MVP de la jornada, Bobby Brown lideró a los suyos a una agónica victoria ante el Elan Chalon, en el que Shelden Williams hizo un magnífico, pero estéril, 28-13. Paseo militar del Maccabi en su partido contra Asseco Prokom, ya en el descanso estaba resuelto, con una abultada diferencia en el marcador.

En el GRUPO C, grandes sensaciones nos sigue dejado el Zalguiris Kaunas, líder del grupo, y que de la mano de Joan Plaza está encontrando un equilibrio que le aúpa a la zona noble de los aspirantes esta temporada. Nuevo tropiezo de los chicos de Dusko Ivanovic, cuyas opciones de pasar a siguiente ronda se complican por momentos, esta vez el beneficiado fue el Anadolu Efes, que se llevó la victoria del Buesa Arena. La dupla Spanoulis-Papanikolau solventó un partido muy ajustado de los actuales campeones, esta victoria le da un aire vital para mantenerlos con opciones dentro del grupo.

En el GRUPO D, la soberbia dirección de Marcelinho Huertas evitó un inesperado tropiezo ante el joven equipo del Partizan, cuya resistencia estuvo cerca de tener recompensa en forma de primera victoria, sin embargo no fue así, y la situación se ha tornado en dramática para los chicos de Vujosevic. Solidez, equilibrio, y eficacia, éstas son las señas de identidad del CSKA de Ettore Messina, que vertebró su cómoda victoria en las figuras de Weems, y Krstic. A falta de su enfrentamiento con el Regal Barcelona, ambos equipos siguen invictos. En Alemania, Nachbar volvió a demostrar su talento, guiando a los suyos a la victoria ante el incómodo Lyetuvos Rytas.

 

Por Alex Senra del Cerro
Analista Euroliga para JGBasket

[Visitas 16, visitas totales web 508106]