Los Warriors han vuelto. Los de San Francisco, con un arranque espectacular (13-2), lideran la NBA de la mano de un Curry en versión MVP. A sus 33 años es el timón de un equipo que vuelve a sonreír y encontrar la esencia de su juego vertiginoso. Y eso que a los de Kerr todavía les falta incorporar a Klay Thompson, una incógnita después de casi dos años en el dique seco.

Acostumbrados a actuaciones inolvidables y temporadas mágicas, con dos MVP a sus espaldas, ¿qué hace especial este inicio de temporada de Curry? Pues sus números. Promedia 29.5 puntos, anotando nueve triples en cuatro de los últimos seis encuentros, con una total de 85 –5.6 de media por partido–, la mejor de su carrera. Y eso, son palabras mayores. Camino de batir el récord de triples anotados en una temporada, que él mismo tiene, con 402.

Y si lo comparamos con su temporada 2015-16 en la que fue elegido, por unanimidad, MVP, pues sus estadísticas son muy similares. Aunque en aquel curso promedió más puntos (32.7), ha mejorado sus cifras en rebotes (6.1 por 5.2) y en asistencias (6.5 por 5.7). Está pasando más y mejor, este curso lleva ya cuatro partidos con 10 asistencias y dos con más de 10 rebotes. Una versión de Curry mucho más completa, sin perder un ápice de efectividad y lanzado mucho más de tres que nunca, con 203 lanzamientos intentados.

Catalogado por muchos como el mejor triplista de la historia, va camino de corroborarlo con cifras, ya que está a solo 57 triples del récord en temporada regular de Ray Allen, que anotó 2973 en 1300 partidos, mientras que Curry solo lleva disputados 777 encuentros. Si sumamos los anotados en playoff, ya es el mejor de todos los tiempos. Increíble.

El irregular comienzo de algunas de las grandes estrellas de la NBA parece que ha dejado solos en la lucha por el MVP a Curry y Durant. Dos excompañeros que, hoy por hoy, son, sin duda, los mejores de la liga norteamericana. Un renacer de dos jugadores que han pasado por graves lesiones y que, a sus 33 años, pueden estar atravesando, probablemente, el mejor momento de su carrera.

Es cierto que solo van 15 partidos y la temporada es muy larga y más para un jugador veterano, pero no hay que restarle mérito a este brillante inicio, teniendo en cuenta que no está jugando para hacer números en un equipo que no aspira a nada, ya que los Warriors ganan y son candidatos al anillo. El salvaje oeste, ya no parece tan fiero y los de San Francisco parecen haber encontrado el antídoto para domar a sus rivales. Habrá que esperar para ver cómo acaba.

 

Por Víctor Escandón Prada
Periodista deportivo y entrenador superior de baloncesto
Gabinete técnico JGBasket

Foto: NBA Photo

 

Si buscas camisetas, sudaderas, regalos de Stephen Curry te recomendamos visitar

(Visited 1 times, 4 visits today)