Hablábamos en un artículo anterior de las carencias de los jugadores a la hora de pasar. Por eso, desde JGBasket os queremos ofrecer una serie de ejercicios que os pueden servir para calentar, trabajando, a la vez, el pase.
Uno de los aspectos más importantes que tenemos que dejar claro a nuestros jugadores es que en el pase influyen otros factores como el ángulo de pase o el trabajo de recepción.

De ahí que en algunos de los ejercicios que os vamos a proponer, se incluyen también el trabajo de recepción y la mejora del ángulo de pase. Empezaremos por lo más sencillo, vamos a dividir a los jugadores en dos equipos. Con un solo balón, uno de los equipos tendrá que dar un total de diez pases sin botar, mientras que el otro equipo tratará de interceptar el balón. Para ello, los jugadores tendrán que trabajar la recepción y generar una mejor línea de pase. Cuando el equipo defensor recupere el balón, empezará la cuenta para tratar de llegar a diez pases. Si lo que queremos es hacer hincapié en el trabajo de recepción, podemos poner como norma que el balón solo se puede robar entre pases y no cuando el jugador lo tenga en la mano y que el que pasa no puede volver a recibir el pase.

La mejora del ángulo de pase no solo se ha de trabajar con bote, sino que también se puede hacer mediante fintas y pivotes. En este caso, vamos a hacer dos filas enfrentadas, con un solo balón. El primero de una de las dos filas, con balón, pasará al primero de la otra e irá rápidamente a defenderle y evitar que pueda devolver el balón al siguiente de la otra fila. Lo importante es que suelte el balón y vaya corriendo a cerrar las posibles líneas de pase, el pasador mediante fintas y pivotes tienen que tratar de dar el pase, nunca bombeado. Una vez que lo dé, es él al que le toca ir a defender.

Otro de los ejercicios que podemos hacer es la araña, pero en vez de con bote, en esta ocasión, lo haremos con pases. Haremos dos equipos, uno con balón partirá de línea de fondo, mientras que el otro se colocará sobre las líneas de tiros libres y medio campo. El equipo con balón tratará de llegar a la línea de fondo contraria sin poder botar y solo con pases, mientras que los defensores, que solo se podrán desplazar lateralmente, tratarán de robar el balón. Si lo roban, cambiaremos los roles, si no, cada vez que el equipo atacante consiga llegar a la línea de fondo contraria sumará un punto. Volvemos a insistirles en tratar de evitar superar las líneas defensivas con balones bombeados.

También podemos usar los pases para realizar finalizaciones a canasta, que nos puede servir para calentar antes de un partido o para empezar un entrenamiento. Las ruedas de pase son ideales para obligar a los jugadores a que estén más atentos y concentrados. En este ejercicio, colocaremos tres filas, dos arriba, con balones en la derecha y otra, en la esquina de debajo de la fila con balones. La fila con balón pasará al lateral y cortarán a canasta para recibir el pase de devolución y finalizar, mientras que la fila de 3 y 4, después de pasar, cogerán el rebote y se lo darán a los jugadores de la esquina, que se desplazarán con balón hasta la fila de arriba. Podemos poner un número determinado de canastas y variar las finalizaciones, pudiendo parar y tirar o cambiar los balones de lado.

Cualquier ejercicio de pase es bueno siempre que se haga bien y se traten de corregir los errores que cometen los jugadores, ya que, desde lo más sencillo, se pueden conseguir grandes avances, pero no permitiendo que todo valga. Es esencial también que cuando no se haga un trabajo específico de pases, se les dé la misma importancia y no se les deje, por ejemplo, darlos de cualquier manera.

Por Víctor Escandón Prada
Periodista deportivo y entrenador superior de baloncesto
Gabinete técnico JGBasket

Links que te recomendamos para conocer más sobre el pase:

Publicado 19 de Nov, 2018 15:24

(Visited 1 times, 4 visits today)