La mejor manera de que los jugadores se empiecen a comunicar en defensa y estén pendientes de algo más que de su atacante, es trabajarla con ejercicios de superioridad ofensiva, bien durante unos segundos o bien durante todo el trabajo. Además, este sería el primer paso para introducir la defensa en zona en nuestros equipos.

Para ello, os vamos a proponer una serie de ejercicios en los que la defensa va a estar en inferioridad. En el primero de ellos, el trabajo que vamos a hacer es de 2c1. Para empezar, colocaremos tres filas en línea de fondo, con el balón en la fila central. Irán avanzando dando pases a un lado y otro, pasando el balón siempre por el jugador del centro, cuando este se encuentre dentro del círculo central, deja el balón en el suelo y se va a defender el aro desde donde salieron.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Uno de los atacantes tiene que ir a por el balón y atacará con su compañero en superioridad, aunque nos estamos centrando en la defensa, es importante que los atacantes hablen y no vayan los dos a por el balón, que vaya uno y el otro se abra para poder, desde el principio, tener ventaja. Los objetivos del defensor son evitar la entrada a canasta directa y retrasar al máximo el ataque y con fintas, tratar de hacer que el ataque tome la peor decisión posible.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Una vez que el defensor haya recuperado el balón, tras canasta, pérdida o rebote, atacará para el otro lado con uno de los atacantes, concretamente con el que no haya sido el que ha tocado el balón en último lugar, que, en este caso, será el defensor. Trabajamos un 2c1 continuo. Si hay canasta, además de sacar de fondo, resulta relevante que hagamos hincapié en que el defensor presione la línea de pase, ya que es el único momento en el que se va a encontrar en igualdad.

Este ejercicio es un primer paso para construir la defensa, pero no es una situación real de juego. De ahí que para hacerlo más acorde a la realidad, introduciremos un segundo defensor que va a realizar el y viene a corroborar el trabajo del ejercicio anterior, en el que el defensor en inferioridad tratará de retrasar al máximo el ataque.

La disposición inicial será la misma que en el ejercicio 1, con tres jugadores en línea de fondo. La novedad es que, en la línea de fondo contraria, habrá una fila en la que se encontrará el segundo defensor, que saldrá a defender cuando uno de los atacantes haya cogido el balón depositado en el círculo central por el jugador de la fila del centro.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Es importante que los jugadores se acostumbren a las situaciones de partido, en las que después de atacar tienen que defender o viceversa. Por eso, en este caso, volverán hacia el otro aro en un 2c2, pero con superioridad inicial ofensiva, ya que después de atacar, el último atacante que haya tocado el balón tendrá que ir a pisar línea de fondo antes de bajar a defender.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

 

Por Víctor Escandón Prada
Periodista deportivo y entrenador superior de baloncesto
Gabinete técnico JGBasket