En el ecuador de la primera fase, está claro que sólo vale la victoria para seguir en competición y, en muchos casos, sin importar los medios para conseguirla.

Sin ir más lejos, España, tras la derrota ante Eslovenia, necesitaba sumar un triunfo y lo consiguió, pero no convenció, sobre todo, por su escasa anotación (60-39). Orenga tiene claro que le hubiese gustado “anotar 120 puntos, pero hay que ganar anotando cien, cincuenta o los que sean. Nos hubiera gustado anotar más, pero ha sido un partido muy trabado”.

La selección española no está jugando a su mejor nivel, pero viendo los resultados de los demás grupos y como, equipos del nivel de Rusia y Turquía, se han quedado ya casi sin ninguna opción de clasificarse, no parece un inicio tan desesperanzador. Esperemos que con el paso de los partidos, la selección vaya afinándose, al igual que anteriores torneos, para no sólo ganar sino también ilusionar.

En el grupo A, Ucrania está siendo la sorpresa agradable, comandada por Gladyr (Fuenlabrada) no ha perdido aún partido. Ahora tendrá que ratificar sus buenas sensaciones ante Francia, con la que se jugará el primer puesto del grupo. El grupo B, es, hasta el momento, el más igualado, ya no quedan equipos invictos y lideran la clasificación Letonia, Lituania y Serbia con dos victorias.

En cuanto al grupo de España, Eslovenia sigue líder y todo apunta a que, salvo hecatombe, concluirá así la primera fase, ya que le vale con ganar sólo un encuentro más. Por su parte en el D, tras quedar con un pie y medio fuera Rusia y Turquía, Italia y Grecia pelearán por el primer puesto.

 

Por Víctor Escandón Prada
Periodista y entrenador superior baloncesto
Analista Eurobasket para JGBasket

Foto: FIBA Europe

(Visited 1 times, 1 visits today)