No han pasado ni un mes desde que Jason Kidd jugase su último partido como jugador profesional contra Indiana Pacers, las críticas por su pésimo estado de forma, y sus más que discretos porcentajes en el lanzamiento podían presagiar que el final de su carrera estaría cerca, y eso que aún contaba con un año más de contrato en los Knicks. Tras 19 años en la élite, y con un anillo en su palmarés, Jason Kidd finalizó su campaña dejando en incógnita cual sería su futuro. Los rumores se acrecentaban, y desde los círculos más cercanos al jugador se apuntaba a una retirada. Como jugador si algo ha caracterizado a Jason Kidd era su inmensa inteligencia en pista, y poca gente dudaba que ofertas no le iban a faltar, bien como analista en televisión, o bien relacionado con alguna franquicia como asistente.

Pero los rumores empezaban apuntar más alto, tras confirmar su retirada como jugador profesional, su nombre se vio relacionado con la franquicia de Brooklyn Nets, hay que recordar que los mejores años de este jugador en la NBA fue precisamente en esta franquicia, en su anterior emplazamiento en Nueva Jersey. Con la no continuidad de PJ Carlesimo, muchos eran los nombres que se barajaron para ocupar el banquillo de esta atractiva franquicia, desde Phil Jackson, a Van Gundy, Jerry Sloan, o Ettore Messina. Sin embargo, en el día de ayer se confirmó que Jason Kidd sería el nuevo entrenador de los Nets para las tres próximas temporadas.

Una sorpresa, con gran acogida por toda la NBA, que ve en Jason Kidd una figura perfecta para asumir el cargo. Deron Williams, base estrella del equipo, y jugador que ha tenido varios conflictos con todos los entrenadores que ha tenido en su carrera, fue de los primeros en bendecir la llegada de Kidd, quizás la cercanía en el juego entre ambos jugadores ayudará a una mayor fluidez en la relación entrenador-jugador. Son muchos retos los que tiene por delante, por ello, y aunque no hay confirmación oficial, Jason Kidd quiere rodearse de gente con una amplia experiencia en banquillos NBA, entre ellos, Lawrence Frank, quien fuese entrenador suyo en esos Nets que alcanzaron las finales de la NBA.

Un nuevo giro a nivel mediático por una franquicia que apuesta por una figura sin ningún tipo de experiencia al frente de un banquillo NBA, conocimiento no le falta, al igual que carácter, y liderazgo, dos señas que marcaron su carrera como jugador. Quedan incógnitas por conocer como por ejemplo qué filosofía de juego quiere implementar, como jugador consiguió una increíble cifra de 107 triples-dobles, y es el segundo máximo asistente en la historia de la liga. ¿El gusto por el juego rápido, y una correcta circulación de balón serán las bases del juego que desplegarán los Nets?. Aún queda tiempo por comprobarlo, pero nadie duda que muchas de las miradas estarán puestas en su equipo la próxima temporada.

 

Por Alex Senra del Cerro
Analista NBA para JGBasket

[Visitas 13, visitas totales web 562250]