Hay decenas de formas de entrenar cada concepto baloncestístico, pero nuestra misión como entrenadores, sobre todo cuando empiezan a jugar, es conseguir que, además de aprender, se diviertan. Pero no solo los más pequeños necesitan disfrutar en los entrenamientos, en cualquier categoría realizar juegos es una buena manera de que trabajen mientras se activan y lo pasan bien.

No podemos pedir a los jugadores que empiezan a jugar al baloncesto y están ansiosos por botar el balón y tirar a canasta, que no estén activos y en continuo movimiento. Hay que buscar el aprendizaje de los jugadores, tratando de adaptar el trabajo a desarrollar mediante juegos. Al principio hay que buscar su crecimiento general y coordinativo más allá de centrarnos en los detalles, que claro que son importantes, pero más importante es que lo pasen bien y quieran volver. No hay que aburrirles con correcciones constantes y parándoles todo el tiempo, lo que no implica que no aprendan, pero lo tienen que hacer a su ritmo y descubriendo a través de una serie de pautas claras y sencillas.

Podemos realizar tanto juegos individuales como colectivos y adaptarlos en función de lo que queramos trabajar. Los juegos colectivos son una buena manera de que cooperen, trabajen en equipo y busquen un objetivo común. En este sentido, podemos trabajar, por ejemplo, lograr llevar un balón a un punto concreto a través de pases mientras el otro equipo trata de arrebatarles el balón. Tenemos que asegurarnos de que no caminen con el balón, haciendo pasos e indicarles que, en la medida de lo posible, no den los pases bombeados, dejándoles margen para que busquen la mejor opción de hacer llegar el balón a sus compañeros.

Los juegos colectivos también son una buena manera de trabajar el bote, desde carreras de relevos o capturar conos en un determinado tiempo hasta jugar al pañuelo. Es importante que boten todo el tiempo y traten de llevar el balón bien separado del cuerpo para que no les estorbe cuando corran. En el caso del pañuelo, en vez de ir eliminando a los jugadores, es mejor ir dándoles puntos a los que ganan para que no haya jugadores parados.

Es importante siempre que haya juegos de eliminación, que pensemos lo que va a hacer el jugador eliminado, no podemos sentarle directamente. Tenemos que buscar una alternativa o tarea a realizar para que los jugadores no se aburran, sobre todo, porque, normalmente, suelen ser siempre los mismos, los primeros eliminados. Por eso, una buena opción podría ser que tuviesen que anotar, por ejemplo, un par de canastas antes de incorporarse nuevamente al juego, o si lo que preferimos es que trabaje alguna situación concreta que lo vayan haciendo mientras el resto de compañeros finalizan el juego.

En lo que se refiere a los juegos individuales, tenemos que buscar un objetivo principal y trabajar sin que se den casi ni cuenta otros fundamentos. Podemos poner a los jugadores por parejas con un peto o camiseta enganchada al pantalón a modo de cola. Los jugadores tienen que tratar de arrebatarle la cola a su rival, sin darse cuenta, mientras se protegen están realizando un buen gesto defensivo. Para dificultar el ejercicio, podemos hacer que boten mientras tratan de robar el peto del rival. Cualquier juego que se nos ocurra mientras lo adaptemos al baloncesto y a las capacidades de nuestros jugadores, será una buena oportunidad para que aprendan a la vez que se divierten.

 

Por Víctor Escandón Prada
Periodista deportivo y entrenador superior de baloncesto
Gabinete técnico JGBasket

Publicado el: 8 Febrero 2021 a las 00:10

Te recomendamos por tu interés:

(Visited 1 times, 3 visits today)