La primera vuelta de la ha terminado y con ella, llega el momento de conocer los equipos clasificados para esta edición de la Copa del Rey, que se celebrará del 15 al 18 de febrero. Con el como anfitrión y con el , Valencia, Barça y ya clasificados antes de celebrarse esta última jornada, cuatro conjuntos peleaban por tres plazas en una de las competiciones más atractivas del mundo del baloncesto, y que, finalmente, han sido para , Baskonia e Iberostar.

El claro favorito, que tratará de revalidar el título, es el Real Madrid. Los de Laso, a pesar de las ausencias por lesión, ha hecho una gran primera vuelta, aprovechando la irregularidad de sus perseguidores para distanciarse en la clasificación. El gran nivel demostrado por jugadores, en teoría secundarios, como Campazzo, Yusta o la última incorporación, Tavares, ha servido para dar más minutos de descanso a la primera unidad, empezando por que, aún así, ha sido el MVP de los blancos en este tramo de liga.

Como siempre en un torneo a vida o muerte, todo puede pasar y hay grandes plantillas que pueden ganar a cualquiera, como es el caso de que en la competición doméstica ha superado la depresión generada por sus malos resultados en Euroliga. Hay que ver cómo llegan a la Copa y a cuántos jugadores pueden recuperar, ya que no están teniendo suerte con las lesiones.

Menos claro está el papel que puede desempeñar el . Los de han demostrado una bipolaridad que les hace ser una verdadera incógnita. Han realizado grandes partidos y, en otros, ha dado una muy mala imagen, perdiendo con contundencia. Sin ir más lejos, en esta última jornada han sido superados claramente por un MoraBanc Andorra que llegó a tener una renta de más de veinte puntos.

Los dos equipos canarios, Iberostar y Herbalife, se están acostumbrando a estar entre los mejores y ya saben lo que es ganar algún título en las últimas temporadas. Por lo que siempre son una alternativa a tener en cuenta, además los grancanarios son los anfitriones y, con su ruidosa afición, intentarán levantar un título en casa que se les escapó en septiembre ante el Valencia en la Supercopa Endesa.

La gran sorpresa de esta edición es el Montakit Fuenlabrada, que se ha ganado por méritos propios no solo estar en la Copa sino ser cabeza de serie. Néstor García ha conseguido inculcar su carácter a los jugadores, logrando un bloque muy competitivo que no se rinde y sueña con hacer algo grande en Gran Canaria.

Dos de los últimos clasificados han sido Baskonia y Unicaja, dos equipos de Euroliga muy irregulares esta temporada. Los vitorianos con la llegada de al banquillo fueron recuperando sensaciones, pero no han alcanzado el nivel esperado para una plantilla que por nombres tendría que aspirar a cotas más altas. Algo parecido sucede con los malagueños, que no han dado con la tecla y a cuyas nuevas incorporaciones les ha costado aclimatarse.

Se puede especular mucho, pero lo bueno de la Copa del Rey es que, además de tener el espectáculo asegurado, no sirve de nada ser favorito y la emoción está garantizada. En menos de un mes, conoceremos al ganador.

 

Por Víctor Escandón Prada
Periodista deportivo y entrenador superior de baloncesto
Gabinete comunicación JGBasket

Foto: Photo