Llegados a esta altura del campeonato ya no importa nada lo que ha pasado y los equipos tratan de conseguir el máximo objetivo. Francia y Lituania pelearán por el título después de eliminar a España y Croacia. 

Se pueden hacer múltiples análisis, pero si hay algo que está claro es que en el momento crucial las dos selecciones finalistas han estado a la altura y dado su máximo nivel. Los franceses terceros de su grupo en la segunda fase, se deshicieron de la anfitriona y de la actual campeona, lo que la hace partir con una mínima ventaja. Parker, comprometido como pocos con su país, quiere llevar a los galos a un triunfo histórico y poner el broche de oro a una gran trayectoria.

Del partido frente a España, poco que decir. Los de Orenga volvieron a sufrir un colapso ofensivo en la segunda mitad. Durante los primeros veinte minutos, su gran defensa y el escaso acierto francés les dieron una cómoda ventaja, pero en cuanto los de Collet se entonaron y comenzaron a anotar los tiros que hasta el momento habían fallado, el choque se igualó, tanto que hubo que decidirlo en la prórroga. Ahí, los franceses cerraron todas las vías para hacer llegar el balón a Marc Gasol y el ataque de España se consumía sin criterio, agotando las posesiones y buscando un tiro final a la desesperada.

Ahora, habrá que pelear por el bronce y, para ello, los españoles tendrán que resolver los problemas que hasta ahora han tenido, sobre todo, en los partidos igualados, que los han perdido todos. Su rival será Croacia que, tras caer ante los de Orenga en la jornada inaugural, no había perdido ningún partido hasta la semifinal. Los de Repesa buscan recuperar la gloria dos décadas después ante una España que busca el mejor colofón a un campeonato muy irregular.

El otro finalista, Lituania ha ido de menos a más. Tras estar a punto de quedarse fuera en la primera fase, un cuádruple empate la clasificó tercera, gracias a mejor diferencia de puntos después de su reacción final ante Bosnia. Un partido que, a falta de dos minutos, iba perdiendo por 14 puntos y que consiguió maquillar hasta el 78-72 definitivo, lo que le permitió sobrevivir en el Europeo. Después, una segunda fase brillante para deshacerse de Italia y Croacia en su camino de recuperar el cetro perdido hace diez años.

 

Por Víctor Escandón Prada
Periodista y entrenador superior baloncesto
Analista Eurobasket para JGBasket

Foto: FIBA Europe

 

(Visited 1 times, 1 visits today)