Se acabó la liga regular en la . Después de 82 partidos llega el momento de la verdad, la hora de pelear por el ansiado anillo, pero antes tuvo que disputarse la última jornada. Una jornada a la que, por primera vez en años, se llegaba con mucho en juego y con un baile de puestos por decidir.

Lo más sorprendente en esta última noche de temporada regular fue el enfrentamiento entre Minnesota y Denver por conseguir la última plaza del oeste. Un choque a cara de perro, en el que el perdedor daría por terminada la campaña. Para darle aún más emoción, el partido tuvo que decidirse en la prórroga y ahí, a los Timberwolves les tembló menos el pulso y se llevaron un triunfo épico. Ahora, los de Thibodeau ya piensan en cómo parar al mejor equipo, Houston Rockets.

El oeste más igualado que se recuerda llegaba a esta jornada con cinco peleando por tener factor cancha, con duelos directos como el que medía a Nueva Orleans frente a los Spurs. Los de Pau Gasol, que han conseguido por vigesimoprimera temporada consecutiva clasificar para la ronda , no pudieron contra unos Pelicans muy superiores, quedando relegados a la séptima plaza, teniendo como rivales en el primer cruce a los, últimamente menos temidos, Warriors. Por su parte, con su victoria, New Orleans finalizó en sexta posición y tendrá que pelear contra Portland para ganarse un sitio en la semifinal de .

Rubio estará por primera vez en los playoff, pero no pudo redondear su clasificación con una victoria, que les hubiese otorgado el factor cancha. Utah, uno de los equipos más en forma, cayó en Portland, y se medirá a Oklahoma en primera ronda. Unos Thunder muy irregulares, pero que cuentan en sus filas con un histórico Westbrook, que, con los 20 rebotes que capturó ante Memphis, se convertía en el primer jugador que consigue terminar dos temporadas seguidas promediando un triple-doble (25.4 puntos, 10.1 rebotes y 10.3 asistencias).

Por su parte en el Este, se llegaba a la última noche sin ningún cruce definido. Philadelphia buscaba hacer historia y convertirse en el primer equipo en lograr vencer en los 16 últimos partidos de la temporada regular, y lo logró. Un triunfo para confirmar su mejor momento de la temporada y acabar por delante de los Cavs. Su rival será Miami, que se acabó haciendo con el sexto puesto tras derrotar a Toronto. A priori, uno de los duelos más atractivos de primera ronda.

Con el primer puesto asegurado, Toronto cayó en Miami, pero eso no fue lo peor de la noche, ya que los resultados que se fueron dando les colocan en un lado del cuadro bastante complicado, ya que su primer rival serán los Wizards, un equipo irregular, pero con muchísimo talento, liderado por Wall y Beal. En caso de pasar de ronda, se medirán al vencedor del choque entre e Indiana, dos huesos duros de roer.

Los Celtics llegan a los playoff en su peor momento, con las bajas seguras por lesión de Hayward, Irving y la, más que probable, de Marcus Smart, tendrán que superar a unos Bucks, muy físicos y, a la vez, muy irregulares, que necesitan la mejor versión de Antetokounmpo, que ha ido de más a menos esta temporada y que necesita dar un paso al frente para convertirse en el jugador franquicia que se espera de él.

Playoffs. Conferencia Oeste.

Houston Rockets (1) – Minnesota Timberwolves (8)

Oklahoma City Thunder (4) – Utah Jazz (5)

Golden State Warriors (2) – San Antonio Spurs (7)

Portland Trail (3) – New Orleans Pelicans (6)

Playoffs. Conferencia Este.

Toronto Raptors (1) – Washington Wizards (8)

Cleveland Cavaliers (4) – Indiana Pacers (5)

Boston Celtics (2) – Milwaukee Bucks (7)

Philadelphia 76 Sixers (3) – (6)

 

Por
Periodista deportivo y superior de baloncesto
Gabinete técnico JGBasket

Foto: NBA Photo