El alero de los Miami Heat, Lebron James, señaló, tras vencer a España, que en situaciones de peligro es “cuando nuestra fuerza de voluntad, nuestro tesón y nuestra determinación aparece. Exactamente eso es lo que ha ocurrido en la final ante los españoles, al igual que ya ocurriera en Pekín 2008”. Para el MVP de la NBA, “España hizo dos partidos muy buenos y nos puso en serios apuros. Creo que son un grandísimo equipo. Les respeto mucho”.

El partido no se pudo romper hasta los minutos finales y tuvieron que sufrir más de lo esperado, pero para James, una de las claves de los norteamericanos es que “nos gusta cuando las cosas se ponen difícil. Ahí es cuando se ve el increíble equipo que somos y así, lo hemos demostrada ante España”.

La estrella de los Heat confesó que habían sido “unos Juegos Olímpicos increíbles y me siento afortunado por haber formado parte de este genial equipo, pero ahora mismo no sé si podré formar parte del equipo que vaya a Río de Janeiro 2016”. Todavía queda mucho para eso, mientras tanto disfruta de “una temporada absolutamente increíble para mí”, en la que ha ganado la medalla de oro, el MVP de la temporada regular y el anillo de campeón de la NBA.

Por su parte, el seleccionador estadounidense, Mike Krzyzewski tuvo palabras de elogio para la “magnífica actuación” de los españoles en la final olímpica. El entrenador de la Universidad de Duke quiso felicitar al equipo de su Scariolo, porque “son muy buenos y pienso que estuvimos realmente bien. Hemos ganado un gran partido de baloncesto”.

Sobre los apuros en los que les puso España, “Coach K” señaló que “tuvimos que estar muy ordenados para ganar”. Además, reconoció que “tuvimos problemas con las faltas y el tamaño de sus jugadores”. Los pívots españoles generaron muchísimos problemas a la defensa estadounidense.

El entrenador norteamericano, que disputaba su último partido como seleccionador lamentó la falta de cohesión de sus jugadores, ya que “equipos como España y Argentina han estado juntos durante años. Tenemos una cierta continuidad al tener cinco jugadores del equipo olímpico de Pekín y cinco del equipo del Campeonato del Mundo. Pero nunca se conocen entre sí”. Eso no parece un inconveniente si se cuentan con jugadores de la talla de Kevin Durant o Lebron James, un jugador al que Krzyzewski conoce muy bien y con el que “he estado desde 2006. Lo he visto crecer enormemente. Es el mejor jugador, el mejor líder y muy inteligente”.

 

Por Victor Escandón Prada
Periodista
Gabinete comunicación JGBasket

[Visitas 156, visitas totales web 629737]