Acaba el año y es el momento de hacer repaso a estos primeros meses en la NBA, cumplido ya un tercio de competición y a expensas de los traspasos que se pueden llevar a cabo en las próximas semanas que pueden ser determinantes en la lucha por el anillo, hay varias situaciones que están quedando patentes.

En primero lugar, que los Lakers vuelven a sonreír después de su travesía por el desierto. La dupla formada por LeBron y Anthony Davis está dando sus frutos, lideran la conferencia oeste, aunque en los últimos quince días han perdido tres partidos seguidos ante rivales directos como Milwaukee, Denver y Clippers. En Los Ángeles saben de sus posibilidades de pelear por el título, pero quieren agitar el mercado con algún fichaje que les dé ese impulso definitivo para ser aún más favoritos.

Milwaukee continúa donde lo dejó la temporada pasada, dominando la temporada regular, pero con la experiencia adquirida del último año que, a buen seguro, les servirá para tratar de evitar los errores que les dejaron fuera en los playoff a pesar de ser el mejor equipo del curso pasado. Antetokounmpo sigue en modo MVP, quiere sacarse la espinita de su mal Mundial y callar bocas a aquellos que no lo consideran un jugador top.

Los actuales campeones, Toronto Raptors, a pesar de la marcha de Kawhi Leonard y las lesiones en lo que va de temporada de VanVleet, Siakam, Ibaka, Powell y Marc Gasol, siguen demostrado su carácter y se encuentran instalados cómodamente en zona de playoff. Otros dos equipos que están cuajando un gran arranque de temporada son Boston Celtics y Denver Nuggets, liderados por Kemba Walker y Nikola Jokic, respectivamente.

Por otro lado, la sorpresa negativa están siendo los Warriors, la franquicia referencia del último lustro, es colista en su conferencia y durante muchos tramos de la competición, el peor equipo de la Liga, sus tres victorias consecutivas la semana pasada fue un soplo de aire fresco para un equipo que, gracias a su espíritu ganador y a su entrenador, no se va a rendir, pero no lo va a tener fácil debido a las bajas de sus estrellas e igual tienen que empezar a pensar antes de tiempo en el futuro a corto plazo.

A título individual, hay un nombre propio que destaca sobre el resto: Luka Doncic. El esloveno, en su segunda temporada en la NBA, está superando todas las expectativas, lidera a Dallas en puntos –28.8–, rebotes –9.5– y asistencias –9–, siendo un claro candidato al MVP y acumulando récords y elogios. Su torcedura de tobillo tuvo en vilo a todos los aficionados al baloncesto, pero, al final, se quedó en un solo susto.

Como ya viene siendo habitual en las últimas temporadas, Harden lidera la tabla de máximos anotadores, con 38.3 puntos por partido, pero su fama de chupón le precede y, a pesar de sus números, cada vez cuenta con más “haters” entre los seguidores de la NBA. Además, su reencuentro con Westbrook no está dando los frutos deseados y Houston tendrá que mejorar mucho, sobre todo sus porcentajes de tiro, si quiere optar realmente al título.

 

Por Víctor Escandón Prada
Periodista deportivo y entrenador superior de baloncesto
Gabinete técnico JGBasket

Foto: NBA Photo

[Visitas 33, visitas totales web 429104]