Ya están definidos los cuartos de final. Llega el momento decisivo del campeonato, en el que no está en juego solo la lucha por las medallas. Los equipos europeos clasificados pelearán también por las dos plazas disponibles para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, ya que el resto de billetes olímpicos ya tienen dueño: Australia (Oceanía), Estados Unidos y Argentina (América), Irán (Asia) y Nigeria (África).

España, tras vencer a Italia y realizar un gran partido para deshacerse de Serbia –una de las grandes favoritas– se ha ganado el respeto de todos, convirtiéndose a favorita a todo. Su gran segunda fase le ha permitido unos cruces, a priori, más asequibles, teniendo a Polonia como primer rival. Una selección, en teoría, inferior, pero que ha sido una de las grandes sorpresas del campeonato, dejando en la cuneta a Rusia y China y que cuenta con conocidos de la ACB como Ponitka, Waczynski o Balcerowski.

El rival de este choque saldrá del partido que enfrenta a Australia y República Checa. Un duelo en el que los boomers son favoritos, después de haber logrado el primer puesto en su grupo tras imponerse en un partido vibrante a Francia, pero los checos no quieren despertarse de su sueño y seguir haciendo historia en el Mundial.

El último partido de la segunda fase, en lo que respecta a la clasificación para cuartos, no ha tenido emoción a excepción de en el grupo K. Estados Unidos y Brasil medían con la necesidad de lograr el triunfo, los norteamericanos para ser primeros, mientras que los brasileños para clasificarse, aunque la victoria les hubiese otorgado el primer puesto. Se cumplió la lógica y los de Popovich se llevaron el choque y un primer puesto que les enfrentará a Francia.

Por su parte, la derrota de Brasil abrió las puertas de la clasificación a la República Checa que, a pesar de perder ante Grecia, dejó a los helenos y a su estrella Antetokounmpo como los grandes derrotados del campeonato, pese a las expectativas generadas en torno al MVP del Mundial.

Uno de los duelos más equilibrados de cuartos será el que mida a Argentina y Serbia. Dos clásicos mundialistas que buscan seguir agrandando su historia y que, de vencer, buscarían un puesto en la final ante el ganador del Estados Unidos–Francia. Cuatro equipos muy potentes entre los que no hay un claro favorito.

Cuartos de final

Australia–República Checa

España–Polonia

Estados Unidos–Francia

Argentina–Serbia

 

Por Víctor Escandón Prada
Periodista deportivo y entrenador superior de baloncesto
Gabinete técnico JGBasket

Foto: FIBA Photo

(Visited 1 times, 3 visits today)