Acabó la primera fase del Mundial de China y si algo ha quedado demostrado es que, a excepción de Serbia, ningún equipo anda sobrado. Ya sabíamos que las bajas habían mermado a muchas selecciones y eso se ha visto reflejado en la igualdad en muchos partidos en los que, a priori, había un claro favorito.

España ha cumplido con lo mínimo que se le exigía, pasar con tres victorias, pero no ha despejado las dudas con las que llegaba. Ante rivales inferiores ha sufrido más de la cuenta, sobre todo ante una Irán ya eliminada. Solo se salva su segunda parte ante Túnez, ya que el escaso acierto en el tiro exterior y la falta de ideas ofensivas pueden ser un gran lastre en esta segunda fase en la que se medirán a dos grandes rivales como son Italia y Serbia. Un triunfo ante los italianos, con la duda de Rudy por un esguince de tobillo, les daría el pase a cuartos, pero tendrán que mejorar mucho su juego y encontrar la aportación de más jugadores que Ricky y Marc.

Como sucede en cada campeonato, ha habido alguna que otra sorpresa. La más destacada es la eliminación de Alemania, que se vio superada por la República Dominicana, dirigida por Néstor “Che” García, pero no ha sido la única. La Grecia de Antetokounmpo –actual MVP de la NBA– perdió su partido ante Brasil. Una selección muy veterana, que, guiada a la perfección desde el banquillo por Aleksandar Petrovic, sueña con clasificarse para cuartos. Algo que los helenos se han complicado sobremanera, ya que tienen que ganar a Estados Unidos si no quieren quedar eliminados.

Mención aparte merece el combinado norteamericano. Solo los regalos turcos, con una falta absurda en el tiempo reglamentario y cuatro tiros libres fallados en los últimos diez segundos de la prórroga, permitieron a los de Popovich llevarse, finalmente, la victoria. Los turcos pasaron en 48 horas de poder hacer historia a quedar eliminados tras perder en el duelo decisivo ante la República Checa.

En el grupo I, Argentina ha llegado invicta, al igual que Polonia, que está siendo la gran revelación de este campeonato, deshaciéndose de Venezuela –también clasificada– y de la anfitriona, China. En teoría, la otra gran candidata para clasificarse junto a la albiceleste es la selección rusa, para ello tendrá que ganar sus dos partidos y esperar al resultado del Argentina–Polonia.

El último de los grupos de octavos lo componen Francia, Australia, Lituania y República Dominicana. Los australianos han dado una gran imagen en esta primera fase y parten, junto con los franceses, con ventaja para hacerse con el billete para los cuartos de final, aunque viendo la igualdad reinante en este Mundial todo puede pasar y no hay que dar nada por seguro.

 

Por Víctor Escandón Prada
Periodista deportivo y entrenador superior de baloncesto
Gabinete técnico JGBasket

Foto: FIBA Photo

 

(Visited 1 times, 1 visits today)