El mercado de traspasos en la NBA ha echado el cierre. Mientras unas franquicias han movido sus piezas para tratar de llegar con las máximas garantías al final de temporada, otras, ya sin opciones, liberaron masa salarial, deshaciéndose de grandes contratos, para poder acometer fichajes durante el verano y poder afrontar el futuro con optimismo. A partir de ahora, los equipos solo podrán completar sus plantillas con jugadores que estén libres.

Hasta que llegue ese momento y viendo los movimientos que se han producido, uno de los grandes vencedores ha sido Miami. Los actuales subcampeones de la liga han incorporado a Victor Oladipo y a Nemanja Bjelica, deshaciéndose de jugadores que no estaban dando el rendimiento esperado como son Avery Bradley, Kelly Olynyk, Moe Harkless y Chris Silva. Los Heat no han dicho todavía la última palabra, ya que intentarán poner la guinda a su plantilla con el fichaje de LaMarcus Aldridge.

Otra de las franquicias que se ha reforzado muy bien ha sido Denver. Los Nuggets se han hecho con Aaron Gordon, que se une al fichaje de JaVale McGee. Además, las salidas de Harris y Hampton dejan más minutos en la rotación a Campazzo. Con estas incorporaciones, Denver ha dado un pasito más en sus aspiraciones de poder pelear de tú a tú con los equipos angelinos.

Mucho se ha hablado de las posibles incorporaciones de los Lakers con las lesiones de LeBron y Anthony Davis, pero al final, no hubo movimientos. Donde sí los hubo, fue en sus vecinos, que han dado un golpe de efecto con la llegada de Rajon Rondo. El base, ganador la temporada pasada del anillo, llegó al principio de temporada a Atlanta como un fichaje ilusionante, pero se ha quedado lejos de lo que se esperaba de él y ha tratado de reconducir el rumbo en los Clippers.

Nikola Vucevic, flamante All Star, también ha cambiado de aires, dejando Orlando para irse a Chicago. El pívot montenegrino llega a un equipo que está peleando por meterse en playoff. Los Magic, que ya piensan en la reconstrucción después de una mal temporada, se han deshecho de tres de sus fichas más altas, a los ya mencionados Vucevic y Gordon, hay que sumar la de Evan Fourinier, que se ha ido a Boston a cambio de dos elecciones del draft.

Se pone interesante la recta final de la temporada, más aún cuando todavía queda alguna sorpresa con los fichajes de los jugadores que han quedado libres. La introducción del play-in supone un aliciente más para que algunas franquicias no se dejen llevar en las últimas jornadas y sigan peleando por lograr estar entre los mejores.

 

Por Víctor Escandón Prada
Periodista deportivo y entrenador superior de baloncesto
Gabinete técnico JGBasket

Foto: NBA Photo

[Visitas 41, visitas totales web 429001]