España superó la tensión y los nervios del primer partido de una gran competición y se impuso a China por 97-81. No fue un gran partido, en líneas generales, de los pupilos de Scariolo, pero lo importante era la victoria y se consiguió. Pau Gasol, con veintiún puntos, e Ibaka, con diecisiete, fueron los máximos anotadores españoles, bien secundados por Navarro y Calderón, con catorce y doce puntos, respectivamente. Por parte del combinado chino, Jianlian Yi se fue hasta la treintena de puntos. Lo mejor del encuentro para la selección española fue poder contar, por primera vez desde que comenzó su preparación rumbo a Londres, con los doce jugadores.

Calderón, Llul, Rudy, Marc y Pau Gasol formaron el quinteto con el que el combinado nacional debutó en los Juegos Olímpicos de Londres. La aparición del pequeño de los Gasol en el cinco inicial fue una gran noticia, ya que había sido duda durante toda la preparación debido a sus problemas en el hombro. Tardó en llegar la primera canasta del encuentro para los españoles que hasta el minuto seis, con un triple de Calderón, no habían conseguido anotar, ya que sólo habían podido sumar puntos desde la línea de tiros libres en los primeros cinco minutos, lo que permitió a los chinos conseguir una renta de cuatro puntos (3-7).

Cinco puntos seguidos de Pau permitieron a España dar la vuelta al marcador y ponerse por delante 11-9. Las distancias se ampliaron hasta los cinco puntos (16-11), pero un tiempo muerto de los asiáticos y un cambio a una defensa 2-3 dio alas a los chinos y con dos robos de balón y tres canastas seguidas de Jianlian Yi volvieron a mandar en el marcador (16-17). Un triple de Calderón, que anotó once puntos en el primer cuarto, puso el 19-17 con el que se llegó al final de los primeros diez minutos.

El segundo cuarto comenzó con un carrusel de triples anotados por parte de ambos equipos, lo que hizo que la distancia en el electrónico se mantuviese (33-31). A falta de cinco minutos, la tercera falta de la estrella china Jianlian Yi, que había anotado trece puntos, marcó un punto de inflexión en el encuentro, ya que los españoles empezaron a despegarse en el marcador, consiguiendo una ventaja de nueve puntos (40-31). Dos triples de Rudy y una canasta de Pau, sobre la bocina, cerraron el cuarto y permitieron a España irse al descanso con una renta de doce puntos, 53-41.

Tras la reanudación, China salió más metida en defensa e intentó recortar la diferencia, pero un gran Pau anotaba con facilidad y mantenía las ventajas por encima de los diez puntos. Una canasta de Wei Liu, a falta de cuatro minutos, permitía a su equipo ponerse a menos de diez puntos (63-54). Sada asumía la responsabilidad ofensiva de España, anotando cuatro puntos consecutivos, mientras que Jianlian mantenía a los chinos en el partido gracias a sus canastas de media distancia, llegándose al final del tercer cuarto, con la misma renta con la que ambos equipos se fueron al descanso (69-60).

A falta de nueve minutos para el final del partido llegó el turno de Sergio Rodríguez, que disputaba sus primeros minutos en unos Juegos Olímpicos. Chacho no pudo estrenarse de mejor forma, ya que en sus dos primeros ataques, anotó un triple y dio una asistencia a Ibaka para conseguir poner a España catorce puntos arriba (76-62). Los chinos seguían encomendándose en ataque a su estrella para seguir anotando, mientras que en el equipo de Scariolo era Navarro el que cogía las riendas y con cinco puntos seguía ampliando la ventaja en el marcador (81-65). Ibaka también se quería unir a la fiesta y contribuyó con dos mates. Claver también pudo cumplir su sueño y debutó cuando quedaban menos de dos minutos para terminar el encuentro.

El próximo rival de España será Australia, a la que se medirá el martes 31 de julio, a las 12.15 horas, y que, en la primera jornada, cayó derrotada ante Brasil por 75-71.

 

Por Víctor Escandón Prada
Analista Juegos Olímpicos 2012 para JGBasket

[Visitas 11, visitas totales web 556884]