Pau Gasol está viviendo su peor año desde que llegase a la NBA, el pívot español se perdió el último tramo de la temporada pasada por una lesión en el pie, no pudiendo disputar los playoff de la NBA con los Milwaukee Bucks ni el Mundial con España. Su regreso parece lejano y, debido a su edad –39 años– y su lenta recuperación, puede que incluso no llegue a producirse y tenga que colgar las botas antes de tiempo. De momento, ha sido cortado por Portland Trail Blazers.

Debido a esa fractura por estrés en el hueso navicular de su pie izquierdo, decidió pasar por el quirófano en mayo, en aquel momento era la mejor opción y el propio jugador apuntaba que la intervención “es precisamente para seguir jugando al baloncesto al máximo nivel. Si he decidido operarme es para poder estar listo para la temporada que viene con muchas más garantías”.

En verano fichó por Portland, firmando un contrato por una temporada como agente libre sin restricciones, con la idea de aportar su experiencia a un equipo joven y con mucho talento, y con el objetivo personal de jugar para llegar en las mejores condiciones a los próximos Juegos Olímpicos, poniendo así la guinda a su espectacular trayectoria en la selección, pero todo se ha complicado.

Ha sido el propio Gasol el que ha anunciado que deja de ser jugador por Portland para centrarse exclusivamente en su rehabilitación, ya que la recuperación de su lesión no va bien y no se están cumpliendo los plazos esperados. En principio, estaban estipulados en torno a los 6-8 meses, pero “como se estipuló en el contrato firmado en julio, tenía la opción de liberar mi puesto y traer a un jugador que pueda ayudar al equipo en mi ausencia. Además, esto me permite centrarme en mi recuperación sin la presión de tener al equipo esperando por mi regreso”.

Los Blazers le han ofrecido a Pau un puesto en el cuerpo técnico mientras sigue trabajando para superar la lesión en las instalaciones de la franquicia, con la idea de que pueda volver a incorporarse al equipo en el caso de que se recupere totalmente de su dolencia. Gasol no pierde la esperanza de jugar esta temporada y para ello trabaja día a día, con el aliciente de poder representar, por última vez, a España en Tokio.

 

Por Víctor Escandón Prada
Periodista deportivo y entrenador superior de baloncesto
Gabinete técnico JGBasket

Foto: NBA Photo

(Visited 1 times, 2 visits today)