Después de filtraciones y desmentidos, definitivamente, Pau Gasol vuelve al Barça. El pívot de Sant Boi regresa a su casa tras dos décadas, con un objetivo claro, ponerse en forma para disputar los Juegos Olímpicos de Tokio antes de retirarse y, de paso, tratará de ayudar al Barça a levantar algún título y poner el broche de oro a su brillante carrera.

Su llegada, que ha generado una gran expectación, no está exenta de dudas. Lleva más de dos años sin disputar un solo partido por la lesión que sufrió en el pie y parece que aún no está listo para jugar, aún así, el anuncio de su fichaje se ha hecho justo antes de cerrarse el mercado de Euroliga para que pudiese disputar la competición continental con el Barça.

No hay fecha para su debut y parece que ni el club ni el jugador tienen prisa porque se produzca. Se irá incorporando poco a poco a la dinámica del equipo y coger el ritmo de entrenamientos. El primer interesado en jugar es él, pero sabe que si no está completamente recuperado, no va a poder ayudar al equipo ni alcanzar su objetivo. Para ello, cuenta con la total confianza de Jasikevicius, su excompañero y amigo, que tratará de sacar el máximo rendimiento a un jugador que puede dar el salto de calidad definitivo a la plantilla.

Pau Gasol quería volver a sentirse jugador y aunque su prioridad era la NBA, cuando vio que las puertas de la liga norteamericana se le cerraban, no dudo en volver a su casa. El dinero está claro que no era un problema para seguir alargando su carrera y más sabiendo que el Barça no tenía mucho margen salarial. Por eso, estaba dispuesto a jugar gratis, pero como no era posible, firmó por el mínimo salarial de la Liga Endesa para mayores de 26 años que, proporcionalmente, a los cuatro meses que estará en el club, serán unos 30 000 euros, que acabará donando al club.

Sea como fuere, el fichaje del flamante ganador de dos anillos con los Lakers, es una gran noticia para el baloncesto español. Su regreso, además de suponer una alegría para los amantes del baloncesto, servirá para darle un impulso a la liga ACB y permitirá a Scariolo ver el rendimiento de Pau en un equipo top y sus posibilidades reales de estar con la selección.

 

Por Víctor Escandón Prada
Periodista deportivo y entrenador superior de baloncesto
Gabinete técnico JGBasket

Foto: ACB Photo

(Visited 1 times, 2 visits today)